MILENIO DIGITAL | EDUARDO MENDIETA
18 de marzo de 2015 / 01:27 p.m.

SAN PEDRO GARZA GARCÍA.- Medio millón de pesos pagó Omar Treviño Morales, alias el "Z-42", al municipio de San Pedro Garza García por concepto del Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles (ISAI) cuando Bernardo Bichara Assad aún era el secretario del Ayuntamiento.

Aunque afirmó que la adquisición de bienes inmuebles en territorio sampetrino -en la mira tras las recientes detenciones de miembros de la delincuencia organizada- no está bajo supervisión de la presidencia municipal, y atribuyó los hechos a que todo sucedió cuando renunció de San Pedro, en documentos en poder de este medio de comunicación, se establece que el candidato a la alcaldía de San Pedro por Alianza por tu Seguridad era aún titular de Ayuntamiento cuando se hicieron las operaciones de compraventa de las tres residencias de Treviño Morales.

Según las escrituras públicas 23 mil 826 de la compañía Desarrollo Comercial Lexir, SA de CV, dueña de las tres residencias donde vivió Treviño Morales, detenido la semana antepasada, establecen que pagó 298 mil pesos de ISAI el 10 de julio de 2014.

El importe fue efectuado por la casa de Vía Colatina 514, de la colonia Fuentes del Valle, donde fue capturado líder del grupo de Los Zetas, a la tesorería municipal de San Pedro, según el recibo oficial número 004600077580, folio 355264, documento que se agregó al apéndice de esta escritura.

Seis días después, el 16 de julio, la firma fantasma hizo un segundo pago por el mismo concepto de la residencia ubicada en La Herradura, en este caso a la Tesorería de Monterrey, pero no especifica el monto, dentro del recibo oficial 2026563, folio número 360000042720.

En septiembre del 2014, Bichara Assad anunció su renuncia de la administración del alcalde Ugo Ruiz Cortés, durante una sesión ordinaria, que se cristalizó hasta el mes de octubre de ese año.

Ese mismo mes, la misma empresa hizo un tercer importe por 240 mil pesos a la Tesorería sampetrina por concepto del ISAI por la residencia ubicada en Olmo 145, colonia Veraniego Olinalá, en la zona de Chipinque, el otro refugio del presunto capo, confiscada por la autoridad federal y resguardada por el Ejército.

Sin embargo, todas las transacciones de compraventa de las residencias se realizaron en junio, julio y agosto de 2014, una al mes, cuando el ahora candidato para San Pedro continuaba al frente del Ayuntamiento del municipio.

El pasado 12 de marzo, este medio publicó que las dueñas y socias de las residencias decomisadas con valor de 36.4 millones de pesos, son dos vecinas septuagenarias de la colonia Valle Verde, en Monterrey.