29 de abril de 2015 / 04:22 p.m.

México.- Un grupo de intelectuales entregó una petición al INE, respaldada por 140 mil firmas de ciudadanos, en la que solicitan cancelar el registro al Parido Verde Ecologista de México por las graves y sistemáticas violaciones en que ha incurrido.

Luego de entregar el documento en la Oficialía de Partes del INE, Martha Tagle, Sergio Aguayo, Denise Dressser, Alfredo Figueroa, Alfredo Lecona y Eduardo Huchim lamentaron que en el propio instituto les fuera negada la Sala de Prensa para informar todo lo relativo a su petición.

Expusieron que las violaciones sistemáticas a las reglas electorales por parte del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) involucran alrededor de 800 millones de pesos, “un monto implicado mayor al del Pemexgate”.

En rueda de prensa en el lobby del Edificio “A”, Alfredo Figueroa, ex consejero electoral del en ese entonces IFE, aclaró que no es una queja sino un procedimiento inédito y el Instituto Nacional Electoral (INE) tiene todas las facultades para iniciarlo.

Se trata de hacer un análisis sistemático, no aislado, del conjunto de conductas que el PVEM ha desplegado durante el proceso electoral. Se trata de la defensa de los ciudadanos a contar con reglas democráticas y no de favorecer a partido político alguno, aclaró.

Por ello, subrayó, quienes hicieron la petición esperan que antes del 7 de junio próximo el INE dé respuesta por escrito, fundada y motivada, a cada una de las 17 razones esgrimidas en el texto, ya que no es un tema de voluntad del Consejo General sino el derecho de los ciudadanos.

Entre las conductas indebidas enlistan la violación al principio de equidad, la contratación y adquisición de cerca de 300 mil spots en televisión en un claro acto de simulación, la transmisión ilegal en tiempos de Estado de propaganda prohibida.

Asimismo, compra y transmisión ilegal de propaganda (cineminutos), la apropiación indebida de los programas sociales, contratación de propaganda ilegal en revistas y en tortillerías, y la impresión y distribución de cuatro millones de calendarios con materiales no biodegradables.

Por ello, sostuvo, se pidió iniciar el procedimiento para la pérdida del registro del Partido Verde e incluso “solicitamos que se escuche en defensa a ese instituto político y que a partir de esos elementos la autoridad determine si procede o no el retiró del registro”.

Alfredo Figueroa explicó que lo importante es no situar a los ciudadanos frente a la dicotomía en la boleta de votar por un partido ilegal frente a un conjunto de opciones legales más allá de las preferencias que cada quien tenga.

Al respecto, la politóloga Denise Dresser expuso que el Partido Verde ha tenido la clara intención de ir en alianza electoral con el PRI para ganar la mayoría en la Cámara de Diputados, y ante ese imperativo ese “partido muleta” ha violado la ley.

En su oportunidad, el académico y también politólogo Sergio Aguayo comentó que la iniciativa de solicitar que se le quite el registro al PVEM surgió de Martha Tagle y María Santos y “nosotros nos sumamos” a una propuesta que nos parece legítima.

Recalcó que en este asunto hay una dimensión jurídica, otra mediática y otra política, y “vamos a ejercer nuestros derechos, porque estamos hartos de partidos que gastan miles de millones de pesos para lanzar spot frívolos e intrascendentes que no nos representan”.