28 de junio de 2014 / 05:08 p.m.

México.- El 56.2 por ciento de la población mexicana lleva una vida sedentaria, con esto un amplio sector de los mexicanos gusta de ver deporte por televisión, sobre todo futbol, pero no lo practica, esto según la  Encuesta Nacional de Nutrición y Salud.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), sedentarismo es la falta de actividad física regular, es decir, menos de 30 minutos al día de ejercicio y menos de tres días a la semana, refirió el presidente del Colegio de Medicina Interna de México, Alejandro Cárdenas Cejudo, quien destacó que estar inactivo trae graves repercusiones de salud.

Esto equivale que supera a los riesgos que provoca la obesidad y es equiparable a los que causa el tabaco.

"El sedentarismo es el principal factor de riesgo para mortalidad general y para mortalidad por enfermedades cardiovasculares. Su presencia, asociada a otros factores de riesgo, incrementa la mortalidad", sostuvo el especialista,

Comentó que México, al igual que otros países se ha vuelto sedentario en las últimas tres décadas, fenómeno que se ha recrudecido recientemente. “La OMS reporta que la inactividad física en adultos ha tenido un incremento del 14 por ciento en los últimos tres años en el ámbito mundial”, afectando a todos los grupos de edad, por cual se le equipara con una "epidemia". Una de alcance mundial.

En México, el 58.6 por ciento de los niños y adolescentes de diez a 14 años refieren no haber realizado alguna actividad física organizada (participación en deportes organizados) durante los últimos 12 meses previos a la encuesta; mientras que 38.9 por ciento realizó uno o dos actividades y 2.5 por ciento más de tres actividades. Mientras que el deporte más frecuente en este grupo de edad es el futbol.

El sedentarismo está asociado a la aparición y falta de control de diversas enfermedades crónicas como obesidad, hipertensión, diabetes mellitus, dislipidemias, osteoporosis y ciertos tipos de cánceres.

Para activar a la población es fundamental que los profesionales de la salud prescriban la actividad física y estilos de vida para combatir el sedentarismo.

"La actividad física es la vía para prevenir las diez principales enfermedades crónicas que merman la salud pública, la diabetes, las afectaciones cardiacas y diversos tipos de cáncer", que son además los padecimientos que representan mayor gasto a las instituciones de salud.

A su juicio, hoy los médicos “no tienen información suficiente para motivar a sus pacientes para cambiar sus hábitos e incorporar el ejercicio en su rutina diaria”.

Por ello, el especialista recomendó certificarse ante Exercise is Medicine del American College of Sports is Medicine, mediante los talleres impartidos por el capítulo México de la iniciativa.

"En estos talleres se le enseña al médico a clasificar a los pacientes de acuerdo a riesgo, tipo de ejercicio que deben realizar, cuánto, cómo, de qué tipo, con qué frecuencia, cuándo se debe de reevaluar, cómo se progresa la cantidad y tipo de ejercicio, cómo se motiva al paciente, cómo se le explica los beneficios y la sencillez de ingresar a un nuevo estilo de vida".

Ante un país con altos índices de obesidad y diabetes Alejandro Cárdenas precisó que en ningún caso está contraindicado el ejercicio. "Únicamente se necesita de un experto certificado para indicar qué tipo de ejercicio es el correcto de acuerdo a cada padecimiento".

-México no se mueve

El sedentarismo es la falta de actividad física regular, es decir, menos de 30 minutos al día de ejercicio y menos de tres días a la semana

Un individuo es sedentario cuando su gasto total de energía a la semana no supera las 2 mil calorías en actividad física de intensidad moderada a intensa

56.2% de los mexicanos son inactivos físicamente

6 de cada 10 individuos sedentarios son mujeres

58.6% de los niños y adolescentes de 10 a 14 años no realizaron alguna actividad física organizada (deportes organizads) el último año

22.7% de los adolescentes entre 15 y 18 años son inactivos

Los adultos mexicanos invierten casi 16 horas al día en dormir, transportarse sin esfuerzo y trabajar sentados frente a una pantalla.

FOTO: Reuters/ Archivo

MARICARMEN RELLO/ Milenio Digital