MILENIO DIGITAL
5 de octubre de 2015 / 08:57 a.m.

México.- La indagatoria por la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa ha derivado en la división del grupo de padres de familia víctimas de este caso.

Vidulfo Rosales, abogado de este movimiento, dio a conocer que "algún grupo minoritario" de padres se ha reunido en "varias" ocasiones con el jefe de la Policía Federal, Enrique Galindo, a quien le atribuyó haber influido en la petición que hizo uno de los familiares durante la reunión con el presidente Enrique Peña Nieto, respecto de profundizar en la investigación sobre por qué los estudiantes se dirigieron a Iguala.

"Alguno de los padres, más bien impulsado desde una voz del gobierno, concretamente de Enrique Galindo —quien ha tenido varias reuniones con algún grupo minoritario de los padres—, ha empujado esa línea.

"Tengo entendido que han sido varias veces (reuniones con Galindo), ¿cuántas?, ¿dónde han sido?, no tengo conocimiento", reveló.

Rosales aseguró que está suficientemente "claro, dilucidado y establecido" el motivo por el que los estudiantes decidieron modificar su ruta a Iguala la noche del 26 de septiembre del año pasado y ello "se refleja en el informe de los expertos".

El también abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan consideró que con esto Galindo busca causar una división al interior del movimiento de los padres familia, pero, dijo, ahora ya les queda claro cuál fue el objetivo de que los estudiantes se hayan trasladado a Iguala.

Ayotzinapa
Culpó al propio jefe de la Policía Federal de impulsar la propuesta de una búsqueda individual, personalizada por cada uno de los estudiantes desaparecidos | REUTERS

Enfatizó que el propio jefe de la Policía Federal es quien ha impulsado la propuesta de una búsqueda individual, personalizada por cada uno de los estudiantes desaparecidos, de lo que, dijo, también hay un serio debate al interior de la asamblea de los padres de familia.

Rosales dio a conocer que Galindo citó hace poco más de tres meses a todos los padres de familia de los normalistas desaparecidos y se reunió con ellos de manera individual para que dieran información, "con el compromiso de que diseñaran nuevas líneas de búsqueda.

"Es la fecha que el señor no ha diseñado ni una nueva línea de búsqueda, y ésta no debe ser individualizada, porque desde el punto de vista de la mayoría de los padres, incluso de un servidor, eso conllevaría a la fragmentación de la búsqueda y a la división de la lucha que los padres tienen.

"Desde el punto de varios padres, que es la mayoría, no tiene sentido, no tiene razón de ser una búsqueda individual, porque en modo alguno ellos no fueron de manera individual a una actividad a Iguala; la acción que realizaron fue una decisión colectiva, y en ese sentido las líneas de acción deben englobarlo a la colectividad del grupo de estudiantes que fue allá", puntualizó.

El abogado de los padres de familia de los normalistas desaparecidos detalló que en el expediente se encuentran asentadas al menos 30 declaraciones de estudiantes sobrevivientes al ataque del 26 de septiembre, los cuales señalan que el objetivo era tomar autobuses para la marcha anual del 2 de octubre.

"Todas coinciden totalmente el mismo sentido: ¿Cuáles son las razones por las que fueron?, ¿cuál es el motivo de su presencia?, ¿quién los llevó? Todas esas preguntas, que hoy de manera tendenciosa se pretenden hacer para culpabilizar a la Normal, están debidamente dilucidadas.

"Que siempre va a quedar un sentimiento de los padres, de querer culpar a los estudiantes, pues eso siempre va a existir. Es como si tú y yo lleváramos al hijo de doña María y lo invitáramos a Acapulco y él decidiera voluntariamente ir con nosotros y en el camino nos accidentáramos y él fuera el único que muere, pues seguramente que la culpa hacia nosotros y ese señalamiento va a existir, pues es una responsabilidad de carácter más moral que penal", subrayó.