18 de febrero de 2015 / 11:13 p.m.

Chile.- La justicia chilena decidió absolver a un sacerdote católico acusado de entregar en adopción a bebés sin el conocimiento de sus madres durante las décadas de 1970 y 1980, debido a la prescripción de los delitos.

Gerardo Joannon era investigado por entregar ilegalmente a otras familias un número indeterminado de niños de madres solteras, a quienes habría dicho que los recién nacidos habían muerto.

El juez Mario Carroza dictó el miércoles el sobreseimiento parcial y definitivo de la investigación, al encontrarse extinguida la responsabilidad penal en los delitos de falsificación de instrumento público y privado, suposición de parto y usurpación de estado civil.

"Si los hechos acreditados fueron ejecutados en los años 1975 y 1983, y los delitos que ellos configuran se encuentran sancionados con penas de simples delitos, ha de concluirse que la acción penal en ambos casos se encuentra prescrita", dijo el magistrado en su fallo.

Tras las acusaciones el año pasado, la Iglesia Católica en Chile confirmó que el sacerdote participó en la entrega en adopción de dos bebés sin el conocimiento de sus madres, y que incluso mantenía una "relación inapropiada" con una de ellas.

Joannon además celebró durante años misas de difuntos, a sabiendas de que los menores no estaban muertos.

Los casos ocurrieron en las décadas de 1970 y 1980, durante la dictadura del general Augusto Pinochet.

TEXTO Y FOTO: REUTERS