21 de diciembre de 2014 / 05:05 p.m.

Acapulco.- En una semana la violencia dejó en las colonias del puerto de Acapulco un promedio de 3.4 personas por día, es decir, una persona fue asesinada cada ocho horas.

Además, los hechos de violencia dejaron un saldo de 16 personas —entre hombres, mujeres y adolescentes— heridas de bala, la mayoría de ellos como víctimas colaterales.

Lo anterior lo dieron a conocer  autoridades municipales, estatales y federales, que afirman que la violencia se atribuye a una disputa desatada por tres organizaciones delictivas por el control del puerto de Acapulco.

A pesar del despliegue realizado por la Gendarmería y la Policía Federal en al menos 80 colonias del puerto, que ha dejado 15 detenidos, en la mayoría de los casos por delitos menores.

Mientras tanto, el gremio hotelero, prestadores de servicios turísticos, el gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega, así como el comisario de la Gendarmería y la PF han expresado en forma reiterada que hay condiciones de seguridad en Acapulco y sobre todo en la franja turística.

A su vez, el alcalde de Acapulco, Luis Walton Aburto, asegura que con la presencia de los mil 150 agentes de la Gendarmería, de la PF, Ejército y Marina, hay condiciones de seguridad para los turistas.

Tan solo el 16 y 17 de diciembre fueron asesinados, en diferentes colonias del puerto, 18 personas. El lunes murieron dos personas, la primera afuera de un bar y otra al interior de su domicilio en la colonia Genaro Vázquez.

Para el martes, los crímenes se incrementaron a pesar del patrullaje de las fuerzas federales y la Gendarmería que esa misma noche implementaron el operativo Lluvia de Estrellas.

En dos hechos diferentes un agente de seguridad que viajaba en una motocicleta fue asesinado; mientras que en la colonia Ecologistas, tres jóvenes fueron perseguidos y baleados.

El miércoles, fueron asesinadas 11 personas, además 11 más resultaron heridas por los disparos en cinco incidentes  que se registraron en el puerto.

Por la mañana, tres jóvenes que estaban en el interior de una talachería fueron asesinados y ahí resultó herido una cuarta persona, un taxista que fue a reparar una llanta, pero que más tarde falleció en el hospital.

Una hora más tarde, un hombre fue bajado de un taxi y posteriormente asesinado en plena calle.

Por la tarde, sobre la carretera Acapulco-Pinotepa Nacional, sobre el bulevar Lázaro Cárdenas, desde un vehículo balearon a los cuatro ocupantes de un coche marca Faw, dejando dos muertos y dos heridos.

Por la noche, durante la celebración de una posada, en la colonia Pacífico, una persecución dejó un saldo de cuatro muertos, dos hombres, una mujer y una menor de siete años.

Además de ocho personas heridas por los disparos, en un enfrentamiento que protagonizaron pistoleros de al menos dos grupos criminales que se iban persiguiendo.

El jueves 18, en la zona conurbada fueron encontrados dos cuerpos y un taxista que fue asesinado en la colonia Morelos.

CLAVES

ZONAS DE RIESGO

Los 24 crímenes perpetrados en Acapulco ocurrieron en dos de los cuatro cuadrantes que las autoridades federales tienen ubicados como zonas de alto riesgo.

La semana cerró con un joven de 25 años acribillado con nueve disparos en la calle 13 de la colonia Silvestre Castro, de la zona conurbada.

El viernes, padres de los normalistas desaparecidos retuvieron al presidente municipal de Acapulco, Luis Walton, para reclamarle su falta de interés en el caso.

FOTO: Daniel Cruz

MILENIO DIGITAL