3 de enero de 2015 / 03:56 p.m.

México.- Contrario a lo que publicó el jueves en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la Secretaría de Hacienda dijo que el Ejecutivo no ejercerá en 2015 la facultad de ajustar al alza los precios de las gasolinas y el diésel en caso de un escenario de volatilidad en los mercados internacionales.

Hacienda afirmó que los precios máximos para las gasolinas, el diésel y el gas licuado de petróleo se mantendrán constantes, en el nivel establecido al inicio de año (de 1.9 por ciento) por lo que se eliminan los gasolinazos, es decir, los ajustes mensuales practicados en el pasado.

La dependencia aseguró que las disposiciones anunciadas para el primer día de enero estarán vigentes para todo el año en materia de precios públicos, y no ponen en peligro las finanzas públicas.

"Las medidas reflejan el objetivo de la administración del presidente Enrique Peña Nieto de garantizar unas finanzas públicas sanas, al mismo tiempo que se generan beneficios para los hogares mexicanos", afirmó.

De esa manera descartó que este año se puedan autorizar ajustes adicionales en los precios máximos.

Hacienda recordó que como parte de la reforma energética se aprobó que durante 2015 habrá un precio único para las gasolinas y el diésel; en su lugar, se establece un precio máximo que permitirá a las familias adquirir estos combustibles a precios por debajo de ese nivel en la medida en que la competencia entre estaciones de servicio lleve a los"precios al consumidor final por debajo de ese nivel".

Este punto es rechazado por la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros, que afirmó que con la baja rentabilidad en la venta de combustibles sus agremiados no estarán en condiciones de competir.

Hacienda refirió que el aumento de 1.9 por ciento es menor a la inflación esperada para este año, calculada entre 3 y 4 por ciento.

Destacó que "además de evitar los ajustes mensuales que se observaban de forma continua desde finales de 2009, se estará reduciendo el precio de los combustibles".

Para el caso del gas doméstico, explicó, sucedió lo mismo que con las gasolinas, pues tuvo un incremento único de 1.9 por ciento, equivalente a 23 centavos por kilogramo.

"Tampoco se darán incrementos mensuales adicionales en el precio máximo de ese energético, a diferencia de lo que se observaba en años previos", matizó.

Hizo ver que con la reforma energética se incrementará gradualmente la disponibilidad de gas natural para la generación de electricidad, propiciada por laconstrucción de nuevos gasoductos.

Lo anterior permitirá reducir las tarifas de electricidad para todos los usuarios de forma consistente con menores costos de generación.

Por eso el 1 de enero de 2015 las tarifas eléctricas para los hogares disminuyeron 2 por ciento, en contraste con los aumentos anuales de 4 por ciento observados en años anteriores como resultado de incrementos mensuales de 0.33 por ciento.

"HACIENDA ESTÁ NERVIOSA"

Miembros de oposición criticaron el cambio de postura de Hacienda en cuanto a los gasolinazos.

"El gobierno mexicano está nervioso. No tiene el control de la economía", dijo Horacio Duarte, representante de Morena ante el Instituto Nacional Electoral. "Busca tapar el boquete fiscal que no había considerado por la caída del precio del petróleo".

Según Pemex, en 2014 la mezcla de crudo se cotizó 46% por debajo de su precio máximo de 90 dólares alcanzado en 2013. Para enfrentar un escenario a la baja, el gobierno contrató coberturas que garantizan un precio por barril de 79 dólares.

Duarte exigió que Hacienda publique su postura de que no habrá alzas al precio de gasolina en el DOF y no mediante boletones de prensa.

El diputado Fernando Rodríguez Doval (PAN) dijo que aumentar los precios es ilegal y un contrasentido de Hacienda, ya que esto no está previsto en la reforma enegética.

"Si lo quiere ejercer tendrá que justificarlo legalmente", dijo el legislador. Insistió en que la dependencia no tiene elementos par decretar unilateralmente alzas al combustible.

FOTO: Milenio Digital/ Oswaldo Ramírez

MILENIO DIGITAL/ DANIELA VENEGA Y ELBA MÓNICA BRAVO