notimex
20 de agosto de 2016 / 12:17 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- La Policía Federal anunció que agotará el diálogo con maestros para evitar bloqueos, pero si los realizan la fuerza será utilizada dentro de protocolos permitidos.

La Policía Federal agotará el diálogo para evitar que el magisterio disidente realice bloqueos al inicio del ciclo escolar 2016-2017, y sólo en caso de que éste fracase se hará uso prudente y legal de la fuerza, dijo el comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia.

En rueda de prensa, Sales Heredia aclaró que ello no significa que se abusará de la fuerza, sino que "nos acogeremos a nuestros protocolos y actuaremos conforme a ello".

Reiteró su llamado al Congreso de la Unión a legislar para crear una Ley General sobre el Uso de la Fuerza, que permita actuar con plena legitimidad en el caso de manifestaciones, por parte de los tres órdenes de gobierno.

Señaló que sin esta ley, "lo que hacemos ahora es extenuar el diálogo, agotarlo y una vez hecho ello actuar en consecuencia, porque el Estado mexicano no puede permitir la afectación a derechos de tercero (se) hará uso legal y prudente de la fuerza cuando sea necesario", reiteró.

CNDH exhorta al diálogo

Hay que buscar rutas de diálogo, atención y que propicien esquemas que no lleven bajo ningún contexto a la confrontación, señaló la titular de la CDHDF, Perla Gómez Gallardo, ante el anunció de la CNTE de impedir el inicio de clases el próximo lunes 22 de agosto y que de realizarse se hará uso de la fuerza pública para permitir el inicio del ciclo escolar por parte del gobierno federal.

Hizo hincapié en que la violencia "provenga de quien provenga" no comunica y siempre es importante privilegiar el diálogo y "es doble responsabilidad de la autoridad" propiciar los mejores esquemas para que se abran los espacios plurales, como se está haciendo actualmente, a través de foros y se escuchen todas las voces para que en su momento se tome una decisión en el interés de las niñas y niños de México.

"Insisto en no a la criminilización de una protesta, no a la restricción de la libertad de expresión, siempre en un entrono pacífico y de diálogo", toda vez que a pesar de que estos puntos le corresponden a la autoridad federal, trastoca la propia Ciudad de México; por lo que la Comisión observará que se garantice y se trate de dar la menor afectación a las personas por las manifestaciones.

Instó a que se busquen mejores salidas ante los reclamos toda vez que "son situaciones que tienen un sustento por lo cual las partes lo están exigiendo" y en ese sentido se debe tener un visión de derechos humanos sin "posturas radicalizables de sí ni no", al contrario, diálogo, revisión y en su momento una rendición de cuentas a la sociedad de cómo se están tomando los acuerdos y cómo va a ayudar en un contexto del sistema educativo.