MILENIO DIGITAL
22 de julio de 2015 / 08:05 a.m.

México.- La sección 22 de la CNTE se declaró en alerta máxima y anunció movilizaciones en las ocho regiones de Oaxaca, entre ellas la toma de "todas" las dependencias de los gobiernos estatal y federal, bloqueo de 37 vialidades y la ocupación del auditorio de la Guelaguetza y el Centro Histórico.

A las 22:00 horas de ayer, el magisterio disidente acordó en su sesión plenaria romper relaciones con el gobierno de Gabino Cué y amagó con tomar el Congreso local, además de que, dijo, definirán más acciones "contundentes y radicales" para evitar la transformación del Ieepo e impedir la aplicación de la reforma educativa.

Antes, su dirigente Rubén Núñez convocó a los docentes de Oaxaca, Michoacán, Chiapas, Guerrero y el Distrito Federal a realizar una huelga nacional indefinida, al calificar la decisión del gobierno estatal de "provocación".

Además, en una circular, llamó a las bases a realizar mítines y concentraciones masivas en las ocho regiones en repudio a la decisión de Cué.

Más tarde, en un mitin ante casi 500 profesores, el líder magisterial afirmó que la CNTE no está muerta ni se quedará con los brazos cruzados. "No nos van a arrebatar lo que nos pertenece, por una imposición política, vamos a exigir respeto a nuestras conquistas laborales ganadas en 26 años de lucha", advirtió.

Asimismo, llamó a conformar un frente único para evitar la reestructuración del instituto y adelantó la toma de centros comerciales y la instalación de barricadas en la capital.

Al reconocer que la decisión los tomó por sorpresa, Núñez afirmó que la reforma del Ieepo no significa que la reforma educativa se vaya a aplicar en el estado.

Al grito de "traidores", los inconformes acusaron a Cué de traicionarlos, al tiempo que repudiaron que Moisés Robles continúe al frente del nuevo organismo educativo estatal.

En la capital oaxaqueña, integrantes del magisterio tomaron autobuses públicos y turísticos para usarlos como barricadas en calles aledañas al Centro Histórico.

Amenaza CNTE en Oaxaca con tomar todas las dependenecias de gobierno
En respuesta al amago de la CNTE, Cué advirtió que de alterarse el orden público se hará valer el uso legítimo y racionado de la fuerza pública. /FOTO: MILENIO

Ante el amago, la Gendarmería y la Policía Federal iniciaron el resguardo de las instalaciones estratégicas, como el aeropuerto, la central de autobuses y radiodifusoras; además, se reportaron compras de pánico en gasolineras.

En respuesta al amago de la CNTE, Cué advirtió que de alterarse el orden público se hará valer el uso legítimo y racionado de la fuerza pública.

Exhortó a los docentes a conducir sus protestas sin transgredir los derechos de terceros, al afirmar que la decisión de reformar el Ieepo fue una determinación de Estado que no tiene marcha atrás.