19 de febrero de 2015 / 12:38 p.m.

Beijing.- Los chinos entraban el jueves en el año de la oveja, pero ante las predicciones de accidentes e inestabilidad, y los temores de algunos padres por la reputación de obedientes de los nacidos este año, la perspectiva no era precisamente alentadora para todos.

Podría decirse que este signo animal, que llega una vez cada doce años, tiene una crisis de identidad. Conocido indistintamente como el año de la cabra, la oveja o el carnero, la confusión en torno al nombre deriva de su carácter en chino, "yang", que describe ambiguamente a cualquiera de estos mamíferos rumiantes, con o sin cuernos.

Muchos chinos prefieren traducirlo como el "año de la oveja" porque las ovejas son más adorables y mimosas, y en las últimas semanas han aparecido grandes figuras de ovejas en las tiendas de la capital.

Sin embargo, es más probable que el significado original se refiera a una cabra porque era un animal de granja popular entre los chinos de etnia que comenzaron la tradición del zodiaco, según indicó Huang Yang, investigador sobre el papel de ovejas y cabras en la cultura china, citado por la agencia oficial de noticias Xinhua.

Aun así, Xinhua sigue refiriéndose al "año de la oveja" en sus noticias en inglés.

Durante los siete días feriados que comenzaron el miércoles, la segunda economía más grande del mundo prácticamente se detiene.

Muchos en la China continental sintonizaron la gala anual de víspera de Año Nuevo el miércoles por la noche, y la mascota de este año logró la hazaña de no dejar claro si se trataba de una oveja o una cabra.

En general se considera que el año anterior, el del caballo, es provechoso, independientemente de que las aerolíneas asiáticas sufrieran una serie desastres de gran repercusión internacional.

Los astrólogos entrevistados dijeron que este año traería una economía inestable, más accidentes de transportes y desastres naturales con fuertes vientos como tornados en Estados Unidos y tifones en el sureste asiático.

Para China, donde no hay tornados, eso significa contaminación en el aire, que "llegará con corrientes de aire sucio y afectará a las vidas de todos", dijo el astrólogo de Shanghai Dong Jialing.

El maestro del Feng shui Clement Chan, que apareció en "America's Next Top Model" como juez invitado en un episodio rodado en Macau, dijo ver mucho fuego este año, y "fuego supone accidentes". Anticipó accidentes de avión en el primer semestre, pero no tantos como en 2014. También prevé muchos accidentes de tránsito.

Una correduría de Hong Kong que publica un informe satírico de feng shui cada año dijo que es probable que el índice bursátil del territorio chino, Hang Seng, muestre algo de volatilidad cuando el gallo que tiene como símbolo se enfrente con el signo de este año.

La correduría CLSA advirtió que la gente se molestará con facilidad y será difícil tratar con ella, así que es "un buen año para estar en guardia y no ser esquilado".

La tradición dice que las personas nacidas en el año yang, como Steve Jobs, Bill Gates o la actriz Zhang Ziyi, tienen sensibilidad artística, buen corazón y buenos hijos, aunque también son tímidos, obstinados y se preocupan mucho.

El carácter chino "yang" está presente en otras grafías de significado positivo, como "hermoso", "propicio" y "bondad". Aun así, algunas personas supersticiosas creen que el año es poco favorable y que los nacidos en este periodo serán infelices y más probablemente seguidores que líderes.

La doctora Meika Chin, una matrona del Hospital Unido Familiar de Shanghái, estimó que los nacimientos bajarán un 20% el próximo año que la media, ya que muchas parejas dicen que "van a saltarse el año de la oveja y tener el bebé al año siguiente".

FOTO Y TEXTO: AP