MULTIMEDIOS DIGITAL
3 de enero de 2017 / 10:23 a.m.

MÉXICO.- Tras dos años y medio del controvertido caso del albergue ‘La Gran Familia’, al menos 114 personas que habitaban en el lugar son atendidas por la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV).

El albergue, ubicado en Zapopan, llevaba abierto más de 60 años, pero en julio de 2014 la PGR encontró las precarias condiciones en las que operaba bajo la dirección de Rosa Verduzco, mejor conocida como "Mamá Rosa".

A la fecha, después de las medidas de apoyo y asistencia que se brindaron en los primeros meses, ahora se da seguimiento mensual por parte del área de psicología a un total de 68 víctimas directas y 46 víctimas indirectas.

La Comisión de Atención a Víctimas indicó que su labor no se limita a atender a las víctimas del delito o de violaciones a los derechos humanos durante los primeros meses de un hecho victimizante, sino que en los casos en que es necesario, como parte de la reparación integral, se mantiene el seguimiento, la atención médica y psicológica.

Se brindó también apoyo asistencial consistente en gestión en búsqueda de empleo y capacitación laboral en el Servicio Nacional de Empleo, además de que se trabajó en la recuperación de documentos de identidad en el Registro Civil de Jalisco, así como de documentos de estudios ante la Secretaría de Educación Pública (SEP).