ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN/ MILENIO DIGITAL
8 de julio de 2015 / 12:08 p.m.

Guerrero.- La sala unitaria del Tribunal Electoral del Estado (TEE) anuló la elección de ayuntamiento en el municipio de Tixtla, ahora, el Instituto Electoral de Participación Ciudadana (IEPC) tendrá que convocar a una contienda extraordinaria para reponer el proceso.

La mañana del 8 de julio, el órgano colegiado sesionó para dar a conocer el dictamen correspondiente a las impugnaciones promovidas por el PRD, PT y Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

El magistrado ponente fue Ramón Ramos Piedra, quien asentó que en los comicios del 7 de junio no se instaló el 44 por ciento de las casillas, lo que supera en mucho el límite del 20 por ciento establecido en la ley como causal de nulidad. La votación a favor del dictamen fue unánime.

El mismo día de la elección, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Guerrero (IEPC), anunció que la elección para presidente municipal de Tixtla, Guerrero, había quedado anulada, luego de que integrantes del movimiento a favor de los normalistas de Ayotzinapa quemaran más del 20 por ciento de las casillas en esta localidad.

Marisela Reyes Reyes, presidenta del IEPC dijo que la protesta que impulsaron los alumnos de la Normal Rural, hubiese sido más contundente si se permitiera la instalación de las urnas, para dejar que los pobladores decidieran libremente si votaban o no.

Asimismo, aclaró que hasta que no se agotará la ruta legal y jurídica para poder determinar la nulidad de la elección en Tixtla, toda vez que el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Guerrero, no está facultado para anular una elección.

“No corresponde a este órgano administrativo dictaminar sobre la invalidez de una elección o no”, aclaró Reyes durante la sesión extraordinaria del Consejo General del IEPC.

En el transcurso del día, el IEPC será notificado para que convoque a un proceso electoral extraordinario, el cual se desarrollará después del mes de septiembre, cuando los demás ayuntamientos electos constitucionalmente queden debidamente instalados.