17 de enero de 2014 / 12:19 a.m.

México.- La situación de inseguridad y violencia que enfrenta Michoacán no tiene precedente en la historia del país, por lo que la solución a esta problemática se dará a mediano plazo, señaló el coordinador de Enlace de Grupos Parlamentarios del PAN.

En entrevista con Notimex, Alejandro Zapata Perogordo consideró que la entrada de fuerzas federales a esta entidad es un paliativo de contención que no va a solucionar de fondo un problema que se dejó crecer, aunque si va a contribuir a restituir cierto orden, dijo.

Indicó que las causas que dieron origen a la problemática no pueden hacerse a un lado, pues hay un desgarramiento social debido a que los michoacanos estuvieron sujetos a la extorsión, a ejecuciones, violaciones y a vejaciones.

Ante estas circunstancias fue necesario recurrir a un gobierno casi de tipo militar, que tomó las riendas del estado porque las autoridades locales están rebasadas y en algunos casos han sido cómplices de los grupos criminales, consideró.

Alertó que lo que ocurre en la entidad puede extenderse a otras regiones de México, por lo que fue necesario establecer condiciones extraordinarias, aunque la solución debe venir pero no con el gobierno local ni a corto plazo.

El nombramiento de Alfredo Castillo como comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán representa de facto la desaparición de poderes, pues el funcionario federal es responsable de todas las decisiones políticas, sociales, económicas y de seguridad. aseveró.

"Por eso hablaba de que quien ha tomado las riendas del estado son las fuerzas militares que no pueden estar sujetas al orden civil, al contrario, el orden civil debe coordinarse con las fuerzas militares, y esa es la manera de empezar a poner orden y dar cauce a una posible solución", señaló.

Sobre cómo lograr el desarme de grupos de autodefensas, el panista dijo que cuando ocurren circunstancias de esta naturaleza es porque se está haciendo justicia por propia mano, independientemente de lo que salga de las cloacas y todo lo que haya atrás con esos grupos.

El legislador del Partido Acción Nacional (PAN) añadió que hacer justicia por propia mano se debe a que la autoridad no funciona e incluso, hay acusaciones de que las municipales participaban con uno u otro bando.

De ahí, lo único que se puede llegar a hacer es poco a poco ir poniendo orden y reconstruyendo instituciones que funcionen, ya que de otra forma no hay visos reales de solución, señaló.

Mencionó que lo que ocurre en Michoacán es diferente a lo sucedido en el norte del país, porque ahí sólo era el combate contra la delincuencia organizada que había rebasado a las autoridades, pero aquí se habla de acciones que rayan ya en guerra civil.

Lo anterior, explicó, porque no es sólo el combate contra la delincuencia organizada sino son enfrentamientos de grupos contra grupos y la sociedad está en medio, por lo que se rebela ante la injusticia.

Notimex