MILENIO DIGITAL
15 de julio de 2017 / 06:12 a.m.

MÉXICO Y ACAPULCO.- Tres semanas después de que Los Tequileros emboscaron y mataron a cuatro agentes de la PGR en La Gavia, Guerrero, la Agencia de Investigación Criminal (AIC) capturó a Pedro Castillo Amaya, El Carpi, quien al mando de las Fuerzas Tequileras, brazo armado del grupo criminal, encabezó el ataque.

MILENIO supo además que el detenido es el principal operador de Raybel Jacobo Dealmonte, El Tequilero, líder de la organización delictiva, con quien huyó a la sierra de Guerrero luego de la agresión del 19 de junio pasado.

Ante el despliegue de las fuerzas federales y militares para capturar a los responsables del asesinato de los agentes de la PGR —y las lesiones a 11 más—, ambos decidieron ocultarse.

Sin embargo, por órdenes de El Tequilero, Castillo Amaya tuvo que trasladarse a Temixco, Morelos, para recibir apoyo económico que les permitiera seguir huyendo y operando.

La PGR generó reportes de inteligencia que permitieron ubicarlo y detenerlo en ese municipio con base en labores de gabinete y de campo.

En la operación, elementos de la AIC también aprehendieron a Venancio Torres Delgado, conocido como Severo o El Burro, y a Magdaleno García Martínez.

Ambos eran miembros de las Fuerzas Tequileras, grupo de sicarios responsables de la oleada de violencia en la zona de San Miguel Totolapan, Guerrero, y sus inmediaciones.

Además se encargaban de dar protección personal a familiares y operadores de El Tequilero en Morelos.

Se tiene documentado que El Carpi lideró la emboscada en el poblado de La Gavia, en San Miguel Totolapan.

Por órdenes de Raybel Jacobo cometió asesinatos, secuestros, extorsiones y coordinaba el “cobro de piso” contra servidores públicos y comerciantes.

También mantenía el control territorial de diversas actividades delictivas. El jefe de las Fuerzas Tequileras tiene una orden de aprehensión que giró un juez por su presunta responsabilidad en el delito de homicidio.

Al momento de su captura se les aseguraron dosis de metanfetamina y una báscula.

La Procuraduría General de la República informó que con estas capturas, son seis los detenidos por el asesinato de los elementos de la AIC en La Gavia, y uno abatido.

De acuerdo con dos de los comandantes que resultaron lesionados el 19 de junio en esa comunidad, tenían información sólida de que El Tequilero iba a pernoctar en La Gavia esa noche.

Sin avisar a las autoridades de Guerrero ante el temor de una “filtración” a los delincuentes, el convoy de la PGR llegó a ese poblado alrededor de las tres de la madrugada de aquel lunes.

De pronto comenzaron a dispararles desde diferentes puntos con armas de grueso calibre. Según su testimonio, el ataque duró entre cuatro y cinco horas.

Ese día, el titular de la PGR, Raúl Cervantes Andrade, afirmó que los asesinos de los agentes serían llevados ante la justicia.


dezr