MILENIO DIGITAL
28 de abril de 2017 / 03:17 p.m.

MÉXICO.- Con 374 votos a favor, 7 en contra y 11 abstenciones, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en los artículos no reservados las reformas a la Ley General de Salud y al Código Penal Federal, que legalizan el uso medicinal de la mariguana y el cultivo con fines de investigación.

La minuta enviada por el Senado, derivada de la iniciativa que envió el Ejecutivo Federal el 21 de abril de 2016 fue aprobada con nueve artículos reservados por la bancada del PAN por lo que se espera su discusión en los particular.

Las fracciones del PAN y Morena coincidieron en que la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto se “descafeinó” al eliminar la portación de mariguana permitida para uso lúdico, aunque reconocieron que sí representa un avance legalizarla con fines terapéuticos.

En su posicionamiento, el vicecoordinador del PRD, Jesús Zambrano, calificó la aprobación de las reformas de “hecho histórico” y agradeció la labor del Congreso, pero recalcó que quienes hicieron la labor más fuerte fueron los familiares de aquellas personas que requieren de medicamentos con tetrahidrocannabinol para mejorar su calidad de vida.

En este sentido, agradeció a Raúl Elizalde, papá de Grace, la niña a quien un juez federal permitió el uso de medicamentos derivados del tetrahidrocannabinol para tratar su padecimiento de crisis epilépticas.

El diputado de Movimiento Ciudadano, Jonadab Martínez, aunque aprobó el dictamen, dijo que en él no se incluyeron otras propuestas de los legisladores, entre ellas las que no criminalizan el consumo de la hierba.

El documento establece que los productos derivados de la cannabis en concentraciones de uno por ciento o menos de THC (tetrahidrocannabinol) "podrán comercializarse, exportarse e importarse cumpliendo los requisitos establecidos en la regulación sanitaria".

También prevé que la Secretaría de Salud otorgue autorizaciones para importar estupefacientes, substancias psicotrópicas, productos o preparados, incluyendo los derivados farmacológicos de la cannabis sativa, índica y americana o mariguana, entre los que se encuentra el tetrahidrocannabinol, sus isómeros y variantes estereoquímicas.

Las reformas a la ley establecen además la responsabilidad de la Secretaría de Salud de diseñar y ejecutar políticas públicas para regular el uso medicinal de los derivados farmacológicos, así como normar la investigación y producción nacional de los mismos.

En el Código Penal Federal se adiciona la disposición de que "la siembra, cultivo o cosecha de plantas de mariguana no será punible cuando estas actividades se lleven a cabo con fines médicos y científicos en los términos y condiciones de la autorización que para tal efecto emita el Ejecutivo Federal".