FERNANDO DAMIÁN Y ELIA CASTILLO | MILENIO
11 de noviembre de 2016 / 08:32 a.m.

MÉXICO.- Después de casi nueve horas de sesión, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó esta madrugada el Presupuesto de Egresos 2017 en todos sus términos, tras desechar 359 reservas al dictamen.

La Mesa Directiva encabezada por el panista Javier Bolaños turnó el decreto al Ejecutivo para su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

El grupo parlamentario de Morena se retiró del salón de sesiones durante la discusión en lo particular como protesta por el rechazo del pleno a sus 200 reservas al dictamen.

Previamente, los legisladores lopezobradoristas se manifestaron con pancartas en tribuna contra el proyecto de egresos para el próximo año, al cuestionar la mala calidad del gasto y la insuficiencia de los recortes en partidas burocráticas.

Tras la aprobación en lo general del Presupuesto de Egresos, el pleno de la Cámara de Diputados desechó las reservas presentadas por 93 diputados, principalmente de Morena, PRD y PAN, aunque 32 de ellos retiraron sus propuestas durante la discusión.

El proyecto de egresos para 2017 prevé un gasto neto total de 4.88 billones de pesos y reasignaciones por más de 69 mil millones a diversos fondos y programas afectados por recortes en el proyecto original.

Entre las ampliaciones pactadas por los grupos parlamentarios destaca una asignación de 2 mil 450 millones de pesos al Fondo de Capitalidad de la Ciudad de México y 500 millones al Sistema de Transporte Colectivo (Metro), así como 3 mil 240 millones al Fondo Metropolitano y 790 millones al Fondo para Fronteras.

Destaca asimismo una asignación de 8 mil 900 millones de pesos al Fondo para el Fortalecimiento de Infraestructura Municipal, del que cada uno de los 500 diputados federales pudo "etiquetar" hasta 18 millones para proyectos en sus respectivos municipios.

Las fracciones parlamentarias reasignaron 6 mil millones de pesos a carreteras; 5 mil 500 millones, al Sistema Nacional Anticorrupción (ASF, INAI y TFJA); 9 mil millones, al campo, y mil 400 millones al sector cultural, entre otras.

En contraste, los diputados federales redujeron 6 mil millones de pesos al presupuesto del Consejo de la Judicatura Federal; 831 millones en conjunto a las cámaras de Diputados y Senadores, así como 300 millones al Instituto Nacional Electoral y 120 millones a la Función Pública.