12 de noviembre de 2014 / 08:31 p.m.

Chilpancingo.- Integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación entraron de manera violenta al Congreso de Guerrero y prendieron fuego a las instalaciones y vehículos estacionados afuera de la sede legislativa.

Los maestros realizaron pintas y comenzaron a dañar los carros que se encontraban en el estacionamiento.

Los 20 policías que se encontraban resguardando el lugar, fueron sometidos por el número de manifestantes.

En el interior los maestros disidentes también sacaron computadoras y papelería de las oficinas, las cuales arrojaron al piso.  

Momentos antes los profesores prendieron fuego a documentos en las oficinas de la Contraloría de la Secretaría de Educación de Guerrero, mientras otro grupo bloquea la carretera Federal Chilpancingo-Tlapa.

Al filo de la 13:30 los maestros disidentes lanzaron piedras y bombas molotov al inmueble, el cual se incendió.

En camionetas, un contingente de 200 maestros arribaron a este punto formando una valla para que no pudiera acercase nadie, además de que impidieron que los representantes de los medios de comunicación grabaran o tomaran fotografías.

Luego de 15 minutos de ataques, los disidentes magisteriales abordaron de nueva cuenta sus camionetas y se retiraron.

Armados con palos, tubos y bombas molotov, los manifestantes, con los rostros cubiertos, se separaron en dos grupos.

Uno de ellos, se dirigió a las oficinas del DIF estatal, donde realizaron pintas y destrozos.

El segundo grupo, tomó camino hacia las instalaciones del PAN, para continuar con las protestas por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa el paso 26 de septiembre de Iguala.

FOTO: Twitter

ISRAEL NAVARRO Y JOSÉ ANTONIO BELMONT