Notimex 
25 de marzo de 2014 / 04:52 p.m.

México.- La Procuraduría General de la República (PGR) solicitó y obtuvo de un juez federal una orden de arraigo por 40 días contra el presidente de Oceoanografía, Amado Yañez Osuna, para integrar plenamente la consignación, explicó el titular de la dependencia, Jesús Murillo Karam.

En rueda de prensa, sostuvo que el Ministerio Público cuenta con elementos sustantivos para acreditar conductas delictuosas, por lo que descartó que el empresario pueda quedar en libertad al concluir el arraigo domiciliario.

El funcionario federal insistió que en las investigaciones se buscó la forma de no provocar daños patrimoniales que pudieran en riesgo la operatividad de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Aunque desde finales de 2013 se conoció que la empresa Oceonografía está embargada, y que desde febrero pasado el procurador compareció ante el Congreso para detallar conductas delictivas en ella y se giró orden de presentación contra el arraigado, Murillo Karam explicó que no tiene precisados los delitos que se le imputarán.

Dejó en claro que Yañez Osuna no está indiciado porque no se ha iniciado una averiguación previa en su contra, y que su condición jurídica, luego de que se presentó voluntariamente a declarar, es la de arraigado.

Confió en que los 40 días que dure el arraigo serán suficientes para integrar todas las evidencias, a fin de entregar al Poder Judicial una consignación sólida y correcta, aunque la ley permite solicitar por una vez la ampliación del arraigo.

Murillo Karam señaló que a raíz de las declaraciones de Amado Yañez se liberaron los primeros citatorios para otros presuntos implicados.

Reiteró que los hechos concretos de que parte esta investigación tienen que ver con la obtención de créditos para Oceanografía, otorgados por Banamex con documentos carentes del sustento legal requerido, de lo que se derivan importantes pérdidas económicas.

Esos son los hechos delictuosos que se persiguen, y no hay implicación política, porque no se atiende alguna circunstancia de filiación política, de pensamiento, raza o cualquier otro elemento ajeno, sostuvo el procurador.