MILENIO DIGITAL
28 de junio de 2017 / 09:52 p.m.

MÉXICO.- Javier Duarte de Ochoa, ex gobernador de Veracruz, volvió a arremeter contra las denuncias interpuestas en su contra por la actual administración del estado, encabezada por Miguel Ángel Yunes.

El veracruzano recalcó que ayer, en su segunda audiencia en Guatemala, aceptó de inmediato la solicitud formal de extradición derivada de las denuncias interpuestas por la Fiscalía de Veracruz “por lo ridícula y sin sustento” que le resultaba.

En un comunicado, el ex gobernador responde a las dos imputaciones hechas por la Fiscalía de Veracruz, la primera por un viaje realizado en helicóptero oficial, siendo ya ex gobernador, y la segunda por la transferencia de 220 millones de una cuenta estatal.

“Si eso fuera delito entonces Miguel Ángel Yunes Linares debería estar en la cárcel ya que en el 2012 siendo yo gobernador él me solicitó que le facilitara un helicóptero para viajar al norte del estado ya que tenía una urgencia que atender, lo cual hice y viajó en el helicóptero Bell 430 matrícula XC-XAL, propiedad del gobierno del estado, la copia de la bitácora del vuelo obra en mi poder”, dijo Duarte respecto a la primera imputación.

El ex mandatario agregó que Miguel Ángel Yunes Marquéz, hijo del actual gobernador, también realizó dos vuelos el 2 de febrero de 2012, el primero en el helicóptero matrícula XC-GEV, propiedad del gobierno del estado y el segundo en el avión Learjeat 40 matrícula XC-TJN, también propiedad estatal.

Duarte de Ochoa segura tiene en su poder fotos y copias de la bitácora de vuelo de estos viajes realizados de Veracruz al aeropuerto de Toluca.

Respecto a la segunda imputación, el ex priista acepta que 220 millones de pesos, “es mucho dinero” y detalla que la transferencia fue hecha entre dos cuentas públicas y “respaldada en un oficio” que no está formado por él ni fue hecho por sus instrucciones.

“Vergüenza me da Yunes de querer tapar el sol con un dedo”, remató el ex mandatario.


dat