MILENIO DIGITAL
5 de abril de 2017 / 02:59 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, dijo que la inflación “regresará a niveles adecuados”, una vez que pasen los impactos temporales, provocados por el aumento en el precio de los combustibles.

Durante su comparecencia en la Comisión de Hacienda del Senado, Carstens reiteró su expectativa de que la inflación, que alcanzó en la primera semana de marzo una tasa anual de 5.29 por ciento y que se prevé llegue a 5.5 por ciento, converja en 2018 al objetivo de 3 por ciento, gracias a las acciones preventivas hechas en materia de política monetaria.

Recordó que el objetivo del Banxico es mantener ancladas las expectativas de inflación, por lo que el alza de tasas de interés ha buscado que diversos choques no contaminen la formación de precios en la economía, con el menor costo posible.

"Nuestro principal reto hacia adelante es precisamente que no se modifique el proceso de formación de expectativas en la economía y que no se de este contagio", expuso Carstens.

Agregó que "uno también podría decir por qué el Banco de México no es más agresivo y trata de revertir más rápidamente este efecto. El punto es de que la política monetaria surte efectos a la economía con rezagos y si quisiéramos un impacto de muy corto plazo sobre la inflación tendríamos que afectar tanto las tasas de interés que el impacto sobre la actividad económica sería bastante severo.

“Dado que son efectos que nosotros pensamos transitorios es muy posible que el efecto sobre la inflación se vaya a dar después de que ya la inflación por sí misma haya bajado, entonces habríamos aplicado una medicina por decirlo así demasiado fuerte, demasiado traumática sobre la economía sin realmente obtener el resultado que quisiéramos", dijo.

En materia de crecimiento económico, el gobernador del Banco de México señaló que es verdad que la economía mexicana crece por debajo de su potencial, pero destacó que lleva más de 30 trimestres con un desempeño positivo, situación que sólo cinco o seis países más han mostrado.

No obstante, indicó que la economía mexicana sigue enfrentando un entorno complejo, por lo que es fundamental perseverar en fundamentales del país, por lo que es necesario lograr un equilibrio entre la política monetaria y la fiscal; además, es importante continuar fortaleciendo la competitividad del país y del mercado interno, así como el estado de derecho y la seguridad jurídica.