NOTIMEX
8 de marzo de 2016 / 02:27 p.m.

México.- La presidenta de la organización Alto al Secuestro, Isabel Miranda de Wallace, afirmó que quien dice defender los derechos humanos, como es el caso de Juan Méndez, relator especial sobre tortura de las Naciones Unidas, son quienes agreden a las víctimas.

Dijo que a Méndez no se le olvidó que ella es una víctima indirecta del secuestro y asesinato de su hijo, "y me parece que él está faltando a mi dignidad de persona, al insultarme y faltarme al respeto, por discrepar de algo que es a todas luces completamente cierto".

Señaló que el funcionario de la ONU en su propio informe establece que no usó ninguna metodología para poder determinar si hubo tortura o no en nuestro país, siendo que sólo visitó cuatro estados, en los cuales no acudió a todas las cárceles, pero además no usó una metodología para determinar si habían sido torturados o no los reos.

Descalifico completamente el reporte del relator, porque no tiene ninguna metodología, y porque el señor Juan Méndez no puede determinar a capricho. "Ellos, y lo afirmo y lo pruebo, tiene una red de complicidad, para hacer tan laxo el tema de tortura", enfatizó.

"Es decir que cualquier cosa sea tortura, para dos cosas, la primera para tener a criminales en la calle, y la otra, porque ellos hacen negocio con las reparaciones del daño", apuntó Miranda de Wallace en entrevista para Grupo Fórmula.

Abundó que "ellos introdujeron un capitulo en la ley de víctimas, que por un atajo que se vayan a la comisión nacional o estatal a conseguir un recomendación pueden conseguir reparaciones".

Refirió que Méndez es fundador de Cejil, una institución de derecho internacional y defensa de muchos de los casos de tortura los ha presentado Cejil, con su correspondiente que es la Comisión Mexicana de Promoción y Defensa de los Derechos Humanos.

"Me gustaría que viéramos a quien defiende la Comisión Mexicana de Promoción y Defensa de los Derechos Humanos y a quién defiende Alto al Secuestro, nosotros estamos defendiendo a una víctima de secuestro, ellos están defendiendo a una banda de narcotraficantes, que así quedó plasmado en la averiguación previa que tiene que ver con el Teo, el pozolero".

"Estamos en contra de la tortura y exigimos que quien torture sea castigado, el colmo es que nunca se castiga al torturador, es decir, la pena la pagan las victimas porque se quedan sin justicia", resaltó.

En lo que estoy en contra de estos individuos es que ellos piden la libertad automática, piden la libertad inmediata por el hecho de ser torturados y eso no puede ser, señaló la presidenta de la organización Alto al Secuestro.

"Está bien que si alguien comete un ilícito lo sanciones, pero el ser torturado no lo hace inocente, no deja de ser un secuestrador, no deja de ser un homicida, no deja de ser un narcotraficante, esa es la discrepancia tan fuerte que tenemos", expresó.

Resaltó que la organización que encabeza no está en favor de la tortura, "pero tampoco queremos que estén utilizando esto para dejar a las victimas sin ninguna justicia".

Cuestionó por qué la comisión puso bajo secrecía los convenios que ha establecido con sus defendidos "por qué no los transparenta si no tienen nada que ocultar, si quiere ser un despacho defendiendo a procesados es legítimo en este país, nada más que los haga de cara al público y no que se disfrace de ONG buscando la libertad en base a los derechos humanos".

Aclaró que "no es delictivo defender a procesados en un país democrático, todo mundo tiene derecho a la defensa, lo que si les critico es que ellos tienen una red de complicidad en la que hacen llegar a sus integrantes como funcionarios".