NOTIMEX
23 de julio de 2015 / 12:20 p.m.

México.- La estrategia de protección social del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, para contener y evitar un crecimiento del sector más pobre de la población en México está funcionando, "y debemos de seguir por este camino", afirmó la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga.

Dejó en claro que la disminución del número de personas en pobreza extrema en México a 2014, en comparación con 2012, refleja que la estrategia de protección social del segmento más pobre ha sido eficaz.

Robles explicó que el único decil que aumentó su ingreso fue el de los más pobres, “los más pobres entre los pobres no vieron afectado su ingreso, al contrario se incrementó”, destacó.

“Esto quiere decir que toda la estrategia de protección de su derecho a la alimentación funcionó, porque estas familias gastan la mitad de su ingreso en alimentos”, resaltó la titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

El gobierno federal, dijo, puso en marcha la Cruzada Nacional Contra el Hambre, para evitar que los más pobres entre los pobres siguieran con mayores carencias o mayor precariedad.

“Y nos fuimos a ese sector, ahí focalizamos toda nuestra acción y es ahí donde disminuyen todas las carencias”, subrayó.

La medición de Coneval, abundó, nos está diciendo que en un adverso escenario mundial, la política social del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto está funcionando para evitar una mayor pobreza en el país.

Robles Berlanga señaló que lo más fácil hubiera sido que a los que están muy cerca de saltar la línea de la pobreza “les diéramos dinero y dijéramos ya están del otro lado, pero eso es una falsedad”.

Asimismo, agregó, la medición reafirma la idea que estructuralmente a la pobreza solo se le puede combatir con un mayor crecimiento económico, con mayor generación de empleos, con una mejor distribución del ingreso y desde luego, con una democratización de la productividad.

“Por eso se echaron a andar las grandes reformas estructurales, pero esas todavía no se reflejan en esta medición de 2014”, expresó la secretaria de Desarrollo Social.

Lo que se tiene que hacer es un cambio estructural, que este país crezca, que tenga empleos, ese es el gran esfuerzo que se está realizando, que la educación sea el principal elemento para romper con el círculo intergeneracional de la pobreza, expresó.

En entrevista admitió que todavía falta y que el desafío y el reto es muy importante, “nosotros no estamos echando las campanas al vuelo, hay que disminuir la pobreza, ese es el objetivo, no solo la pobreza extrema y para eso estamos trabajando”, enfatizó.

Robles Berlanga señaló que en el estudio del Coneval se refleja un aumento de la pobreza, porque la medición está basada en la Encuesta de Ingreso y Gasto del INEGI, que estableció que disminuyó el ingreso de las familias mexicanas, pero “estamos hablando de 2014, esto es bien importante”.

Por ejemplo, abundó, el rediseño de Oportunidades en Prospera todavía no se refleja en esta medición, ya que este año inició su aplicación, al igual que una serie de políticas que se pusieron en marcha en 2015.

Pero a pesar de todo, dijo, “los más pobres entre los pobres son a los que hemos llegado, son los que más necesitan la acción de gobierno, y son en los que estamos focalizando todo nuestro trabajo, es totalmente cierto que han sido protegidos y no han sido golpeados por esta condición, al contrario, su condición mejoró y disminuyó esta pobreza extrema”, puntualizó.