ANGÉLICA MERCADO | OMAR BRITO | MILENIO DIGITAL
28 de agosto de 2015 / 04:10 p.m.

México.- El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, confirmó a la bancada del PRI en el Senado que para el próximo año el gobierno presentará ajustes a la baja en el presupuesto y anticipó que en el proyecto de ley de ingresos se revisará a la baja la estimación de crecimiento para 2016, harán un pronóstico superior del tipo de cambio del peso frente al dólar, así como un precio del barril no mayor a los 49 dólares.

Al acudir a la reunión plenaria del PRI, Videgaray estableció que ante la contracción en el mercado petrolero México cuenta con la contratación de las coberturas petroleras que le amparan un precio del barril de 49 dólares, sin embargo, el armado del presupuesto deberá contener estimaciones prudentes y sensatas, con una reducción en los programas que no será pareja para todos y en los que se privilegiará cuidar los de combate a la pobreza, desarrollo y crecimiento.

Insistió en que el gobierno se habrá de apretar el cinturón y por ello "el Presidente tiene un compromiso con la nación muy claro de que durante el resto de la administración, del 2016 en adelante no va a proponer al Congreso ni nuevos impuestos, ni aumentar los existentes".

Ante los legisladores priistas, Videgaray dijo que es totalmente falso y engañoso el señalamiento que hay de que incluso se propondrá un IVA a alimentos y medicinas, porque el gobierno ni lo propondrá ni planteará ningún nuevo impuesto.

"¿Cuál es entonces la decisión del Presidente? Le toca al gobierno federal apretarse el cinturón y aparte enfrentaremos la caída de los ingresos del gobierno con menor gasto del mismo, precisamente para no afectar a las familias mexicanas, a los contribuyentes, y para no generar obstáculos al crecimiento económico. Por eso vamos a presentar un presupuesto de egresos con características distintas a las de años de anteriores", dijo.

Respecto a las variables que contendrá la ley de ingresos explicó que todavía se revisan para hacer llegar la propuesta antes del 8 de septiembre, pero dijo que se perfilan criterios como una estimación de crecimiento menor al rango de entre 3.3 y 4.3 por ciento, que se estimaba en marzo de este año para 2016.

En cuanto al petróleo recordó que si en marzo se estimaba una fluctuación de 55 dólares por barril la mezcla mexicana "es probable que la estimación que incluyamos en la ley de ingresos sea inferior a los 55 dólares".

Recordó que hoy la mezcla mexicana se encuentra en 38 dólares por barril, "por lo que seguramente el precio que se propondrá será algo cercano a los 50 dólares y no mucho más a los 49 dólares".

"Porque sería un gravísimo error hacer cuentas alegres y sostener el gasto público a partir de estimaciones", dijo.

Sobre la producción petrolera también previó que no se cumplirá la estimación de 2.4 millones de barriles diarios, sino que la estimación que se incluirá en el paquete presupuestal será menor conforme a los resultados vistos en los últimos meses.

"Con respecto al tipo de cambio nominal, la estimación de fin de periodo para 2016 que manejábamos en marzo fue de 14.5 (pesos por dólar) y es probable, se los anticipo, que tendremos conforme la evolución que ha tenido el peso frente al dólar una estimación superior de tipo de cambio", dijo.

El secretario de Hacienda hizo notar que lo que no se modificará es el déficit fiscal y expuso que si bien hay una depreciación cambiaria importante, México también tiene la inflación más baja de la que se tiene registro desde la época del desarrollo estabilizador, por lo que habrá sectores que crezcan, como las remesas, el sector automotriz y otros.

Agradeció a los legisladores la reforma hacendaria de 2013 al asegurara que ha cumplido con sus objetivos de recaudación el crecimiento de la base de contribuyentes y tan solo en 2015 los ingresos del gobierno dependen del petróleo solamente 18 por ciento.