NOTIMEX
7 de mayo de 2015 / 09:55 p.m.

Puebla.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó que inició una investigación sobre el origen de los animales del Rancho Dolores, en el municipio poblano de San Juan Atenco, propiedad que pertenece al presidente municipal de Ciudad Serdán, Juan Navarro Rodríguez.

Detalló que tras una inspección en las instalaciones del representante popular se aseguraron 29 animales por no contar con el registro de UMA, y su plan de manejo aprobado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Lo anterior debido a que inspectores de esta dependencia federal llevaron a cabo una inspección en el predio ubicado en el municipio mencionado, esto tras la denuncia que alertaba sobre la presencia de distintos animales provenientes de los circos Atayde y Fantasy.

Durante la diligencia constató que mantenían en cautiverio a ocho venados gamos, siete papiones sagrados, cinco llamas, tres dromedarios, dos avestruces, dos leones, un tigre de bengala blanco y una cebra, de los cuales se verificó su procedencia legal, así como las condiciones físicas y de salud de cada uno.

En un comunicado, indicó que la inspección arrojó que los ejemplares provienen del circo Medina.

Señaló que el personal de la Profepa no detectó situaciones relativas a faltas al trato digno y respetuoso de los ejemplares, pues se observó que en términos generales los animales se encuentran confinados en espacios adecuados y reciben atención y cuidados por parte del personal del Rancho.

Los inspectores corroboraron que la dueña de los animales inició los trámites ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos naturales (Semarnat) para obtener su registro como Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA), al cual anexó plan de manejo para 29 ejemplares de ocho especies exóticas.

Enfatizó que a fin de garantizar que el Rancho Dolores cuente en lo inmediato con los permisos de Semarnat, le fueron asegurados precautoriamente los 29 animales, medida que persistirá hasta que el predio cuente con su registro de UMA y que el plan de manejo haya sido aprobado.

De todos los ejemplares se acreditó la legal procedencia, al presentar el inspeccionado la respectiva documentación.

La dependencia señaló que observó que desde el pasado 13 de enero del presente año, el Rancho Dolores dio aviso a la Semarnat sobre la estancia de los animales.