MULTIMEDIOS DIGITAL
24 de julio de 2016 / 11:50 a.m.

MORELIA.- El alcalde de Pungarabato, Guerrero, Ambrosio Soto Duarte murió luego de ser atacado a balazos en el municipio de San Lucas, Michoacán.

De acuerdo a reportes, hombres armados agredieron anoche al munícipe, así como a su chofer y los agentes federales que los escoltaban en el tramo San Lucas-Riva Palacio, a la altura del lugar conocido como La Curva Cajón.

En el lugar personal de la Fiscalía Regional y de la Policía Michoacán localizó una camioneta marca Honda Ridgeline, una tipo Pick-Up Dodge Ram, un vehículo marca Chevrolet, tipo Trax y una camioneta de la Policía Federal, los cuales presentaban daños producidos por proyectil de arma de fuego.

En los hechos murieron otras dos personas que correspondían a los servidores públicos municipales, pero sus cuerpos fueron trasladados a domicilios en el estado de Guerrero. Además dos policías federales resultaron lesionados, por lo que reciben atención en un nosocomio de especialidades.

El pasado 5 de julio, su primo y chofer, Sebastián Soto Rodríguez fue asesinado en un basurero ubicado en Cutzamala de Pinzón.

A partir de este hecho el edil pidió el regreso de la Policía Federal, pues señaló que el retiro de esta corporación de los municipios de Tierra Caliente y sus comunidades habían quedado a merced de los grupos del crimen organizado.

Agregó en esa ocasión que estaba dispuesto a respaldar a una centena de productores de ganado que se estaban armando para disminuir el delito del abigeato.

El alcalde perredista solicitó en días pasados una audiencia en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para denunciar la situación que se enfrentaba en su municipio.

Incluso en una entrevista con Azucena Uresti, mencionó que recibía amenazas por parte del crimen organizado porque no accedía a la pretensión de pagarles derecho de piso.