MILENIO DIGITAL
25 de diciembre de 2016 / 02:00 p.m.

ACAPULCO.- En cinco municipios del estado de Guerrero fueron asesinadas 13 personas durante las primeras horas de esta Navidad, de acuerdo con reportes de Seguridad Pública y autoridades ministeriales.

Los homicidios ocurrieron entre las 3:00 de la madrugada y las 8:00 de la mañana en los municipios de Atoyac de Álvarez, Ometepec, Ayutla de los Libres, en Marquelia y Zihuatanejo.

Alrededor de las 3:00 de la madrugada, en la comunidad serrana de Puerto del Rey, en el municipio de Atoyac de Álvarez, siete personas fueron asesinadas con arma de fuego; entre las víctimas hay seis hombres y una mujer, identificada como Yara, de entre 54 y 24 años de edad.

Autoridades de Seguridad Pública de la localidad, ubicada en la región de la Costa Grande, informaron que todas las víctimas tenían disparos de arma de fuego.

Testigos aseguraron que el múltiple homicidio fue cometido por un grupo de hombres armados; en el lugar quedaron los casquillos percutidos de escopeta y otras armas.

Alrededor de las 06:00 horas, la Policía Preventiva Municipal de Ayutla de los Libres informó del hallazgo de un hombre baleado dentro de un vehículo Nissan tipo Sentra, habilitado como taxi, que estaba en el puente de la colonia San Felipe.

La unidad, con número económico 0038 y sin placas de circulación, pertenece al sitio número 1 "Benito Juárez" de Ayutla. Al interior estaba el cuerpo de un hombre que fue identificado como Misael Analco Ramírez, de 29 años de edad.

A simple vista, la víctima tenía tres impactos de bala en la espalda, pero se desconoce el calibre porque no se encontraron los casquillos percutidos del arma.

Más tarde, al filo de las siete de la mañana, en la comunidad de Zacualpan del municipio de Ometepec, región de la Costa Chica, un matrimonio fue asesinado a balazos antes de que llegará a la iglesia a donde iban a la misa de Navidad, en el poblado de Santa Cruz.

Las víctimas fueron identificadas por su hijo Carmelo como Emilio Isidro Vázquez y María Paula Aniceto, cuyos cuerpos fueron hallados por elementos de la Policía Municipal con heridas de arma de fuego calibre 16.

Emilio Isidro Vázquez, de 50 años de edad, tenía dos balazos, uno en el lado izquierdo del cuello y el otro en la tetilla del lado derecho.
Su esposa, de 46 años, a simple vista tenía un impacto de proyectil de arma de fuego en la espalda.

En Marquelia, dos hombres fueron baleados en el zócalo de la ciudad, mientras que en Zihuatanejo un hombre fue asesinado y sus victimarios le cortaron una oreja.