AP
5 de febrero de 2016 / 01:24 p.m.

Chicago.- Cuatro hombres, una mujer y un niño, originarios de México, fueron asesinados en el interior de una vivienda de Chicago, la noche del jueves.  

El jefe interino de la policía, John Escalante, dijo que al parecer se trata de un incidente aislado y no representa una mayor amenaza para la comunidad.

El vocero de la policía, Anthony Guglielmi, indicó que los cuerpos presentaban señales de contusión, pero las autoridades no han determinado la causa de muerte de ninguna de las víctimas.

Autoridades informaron que arribaron al lugar luego de recibir la llamada de un preocupado compañero de trabajo de una persona que vivía en ese lugar. La persona había faltado dos días a su empleo, lo que resultó "extremadamente inusual y muy sospechoso", de acuerdo con Escalante.

Los agentes llegaron al hogar de la familia poco después de las 13:00 horas. Se asomaron al interior de la vivienda y vieron un cadáver, luego entraron y hallaron cinco más.

Las autoridades siguen trabajando para identificar a los muertos. Escalante agregó que es probable que se trate de miembros de una sola familia y que la policía trataba de localizar a familiares. Dijo que se calcula que el niño haya tenido entre 10 y 12 años.

Noemí Martínez, pariente de la familia que vivió en la casa, declaró que el jueves por la noche que ellos parecían ser felices. Añadió que en la casa actualmente vivían una pareja, su hijo, su hija y los dos hijos de esta última.

"Eran una familia normal. Todo estaba bien", aseguró Martínez, desde Dallas durante una entrevista telefónica.
Dijo que su esposo era sobrino y primo de quienes vivían en la casa.

Martínez afirmó que el padre trabajaba en una fábrica en Chicago y la madre era ama de casa. Eran oriundos del estado de Guanajuato y habían vivido en Chicago aproximadamente por una década, según Martínez.

"Ahorita nomás queremos saber quién lo hizo. Ellos no se merecían esto. No entendemos qué fue lo que pasó", comentó.