MULTIMEDIOS DIGITAL
26 de julio de 2016 / 12:42 p.m.

TAMAZUCHALE.- Ante la impotencia y el coraje que sintió al ver que el violador de sus dos hijos solo duró unos meses preso, un hombre decidió tomar justicia por su cuenta y lo mató a navajazos. 12 años después la policía lo detuvo.

La policía ministerial ejecutó una orden de aprehensión en Tamazuchale, San Luis Potosí, contra Jaime de 69 años, por el delito de homicidio calificado.

Fue en abril del 2004 cuando el agresor sexual, identificado como Federico, caminaba por las calles y de manera repentina le salió al paso Jaime, quien en venganza por lo que le había hecho a los dos menores de edad, le causó varias heridas en el cuerpo.

Federico había sido condenado a ocho meses de cárcel por la primera violación y por la segunda nueve meses, lo cual a Javier le pareció muy poco tiempo ante el daño que dejó su familia.

Tras asesinar al violador de sus hijos, huyó del pueblo y los investigadores lograron saber que escapó a Estados Unidos. Sin embargo, hace unos días supieron que estaba por llegar a visitar a su familia por lo que implementaron un operativo para capturarlo.

Luego de varios días, los agentes lograron detenerlo sobre la carretera estatal Matlapa - Tamala cuando viajaba a bordo de una camioneta tipo pick up.