RUBÉN MOSSO
8 de septiembre de 2015 / 07:58 a.m.

Ciudad de México.- Sifrigedo Nájera Talamantes, 'El Canicón', líder de Los Zetas, quien estaba preso en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México, y que fue vecino de celda del capo Joaquín 'El Chapo' Guzmán, murió la noche del lunes.

Talamantes estuvo recluido en la celda número 19 del área de tratamientos especiales antes de la llegada de 'El Chapo', éste último que ocupó la celda 20 de la citada área y que escapó de la citada prisión el pasado 11 de julio.

De acuerdo con funcionarios del Gobierno Federal, El Canicón sufría de ataques de epilepsia, por lo que peritos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Procuraduría General de la República (PGR) practicaban la necropsia en el Semefo del Estado de México. Aparentemente su muerte por infarto.

Talamantes fue detenido por el Ejército Mexicano el 20 de marzo de 2009, durante un operativo en Saltillo, Coahuila.

Era considerado autor intelectual del asesinato de nueve militares así como de los atentados al consulado de Estados Unidos e instalaciones de Televisa, en Monterrey, Nuevo León.

'El Canicón'
participó en el asesinato -el 16 de agosto de 2007- de los agentes de la Policía Federal Preventiva Roberto Martínez Saavedra y René Lorenzo Torres López, cuyos cuerpos fueron hallados en el municipio de Santa Catarina.

También se le acusó de los delitos de tráfico de personas, robo de combustible a los ductos de Pemex, piratería, homicidio, secuestro y extorsión.