NOTIMEX
13 de febrero de 2016 / 09:20 p.m.

MÉXICO.- El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, informó que un millón de personas asistieron a los diferentes actos en los que estuvo el Papa Francisco, tanto en ruta como los que tuvo en la capital del país.

Tras encabezar la supervisión del operativo con motivo de la visita del Pontífice en las instalaciones del C4i4, ubicado en la delegación Venustiano Carranza, Mancera Espinosa señaló que el despliegue de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública fue de 20 mil para resguardar la integridad de los fieles asistentes.

“Hoy en la sala de atención tenemos la presencia de la Secretaría de Seguridad Pública, Contraloría, Locatel, Dirección General de Gobierno, Policía Federal, Procuraduría General de la República y la Gendarmería del Estado Vaticano, entre otros, quienes trabajan en conjunto para monitorear la situación de los actos”, apuntó.

El mandatario capitalino adelantó que este domingo el pontífice se trasladará del Campo Marte al municipio mexiquense de Ecatepec y regresará al mismo punto, de allí irá al Hospital Infantil “Federico Gómez” en la capital del país, donde tiene programada una visita con la esposa del presidente de la República, Angélica Rivera.

Mancera Espinosa indicó que hasta el momento no se tiene reporte sobre algún incidente de gravedad, ya que únicamente fueron situaciones menores, como atenciones médicas que no ameritaron traslado a hospital, pues fue por deshidrataciones, insolación o mareos.

Detalló que hasta el momento el servicio de telefonía Locatel recibió dos mil 144 llamadas relacionada con el tema de la visita del Papa Francisco, y que de ellas la mayoría se refieren a solicitudes de información sobre el cierre de vialidades.

Recordó que el jefe del Estado Vaticano le dijo que estaba muy contento de su visita a la Ciudad de México, y que agradecía todas las atenciones y el apoyo que se le brindó durante sus recorridos.

Mencionó que la visita del pontífice es un mensaje de paz, de concordia y con el cual coincidieron en cerrar filas en la lucha contra la pobreza.

El Ejecutivo local explicó que hasta el momento existe un saldo blanco en la Ciudad de México con motivo de la visita papal y las estaciones del Metro que fueron cerradas durante este sábado se reabrieron en el transcurso de la tarde para facilitar el traslado de los fieles.