MILENIO DIGITAL 
16 de marzo de 2017 / 09:13 a.m.

OAXACA.- Un helicóptero militar fue atacado durante un sobrevuelo de reconocimiento en la zona Triqui, donde se localizaron unos 47 plantíos de amapola.

El ataque se perpetró en las inmediaciones de la comunidad indígena de San José Yosucani, perteneciente al municipio de Constancia del Rosario, donde desde una cañada, un grupo de hombres armados, disparó a larga distancia alcanzado a dañar el tanque de combustibles de un helicóptero Bell202.

En la tripulación de la aeronave viajaban el general de la 28 zona militar Martin Terrones, y otros mandos militares, quienes resultaron ilesos.

La bala disparada a una distancia de 800 metros, perforó el fuselaje, sin que se generaran más daños.

El Comandante de la 8 región Militar Alfonso Duarte Mujica, afirmó que luego del ataque se dispuso de un operativo de destrucción y aseguramiento de la amapola.

El despliegue militar por tierra fue recibido con expresiones de violencia por parte de un grupo de mujeres y niños indígenas que portaban palos y machetes y formaron cordones humanos para evitan la incursión militar a los sembradíos del enervante.

Además se reportaron dos agresiones armadas y tres bloqueos carreteros lo que limitó el paso vía terrestre de las unidades militares por la zona.

El General Duarte Mujica aseguró que para evitar la confrontación, y no trasgredir los derechos humanos del grupo de personas que se opusieron al operativo, ni los usos y costumbres de los pueblos indígenas, se optó por el repliegue táctico.

Calificó de cobarde que se usen a niños y mujeres para resguardar plantíos de enervantes.

Sin embargo, dijo que se aplicarán en los próximos operativos de fumigación aérea para erradicarlos.

Lamentó que el presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) Arturo Peimbert se negara a enviar visitadores a la zona para verificar el operativo.

Afirmó que de acuerdo a las indagatorias realizadas, un grupo del crimen organizado, que opera en los límites entre los estados de Oaxaca y Guerrero, ha empezado a reclutar a gente de bajos ingresos en condición de marginación de los pueblos indígenas de la región triqui, para empezar la siembra de amapola en grandes extensiones.

Dijo que se tiene conocimiento que para que puedan proteger las zonas de siembra, los grupos criminales les ofrecen a los indígenas armas y dinero en efectivo.

Detalló que son al menos cuatro poblaciones del municipio de Constancia del Rosario, entre estas San José Yusocani, Santa Cruz del Rio Venado, y Cerro del Pájaro, que pertenecen al distrito de Putla de Guerrero y tiene colindancia con el estado de Guerrero, se han encontrado 47 plantíos de amapola.

Aseguró que el Ejército buscará agotar la vía de diálogo, y el convencimiento para evitar que gente de bajos ingresos en condición de marginación de los pueblos indígenas sean reclutadas por las bandas del crimen organizado.

"Nos preocupa que la delincuencia organizada reclute a mujeres y niños en condición de miseria de los pueblos indígenas de Oaxaca como su base social, lo que nos parece riesgoso, por hay condiciones para que surjan conflictos por la disputa del territorio entre las mismas bandas criminales".

Aseguró que de la presencia de los plantíos se dio parte a un agente del Ministerio Público dependiente de la PGR para que tome conocimiento de los hechos y se integre el legajo de investigación correspondiente.

Deslindó a las organizaciones MULT y Ubisort que tienen presencia en la zona triqui de la agresión cometida hacia el Ejército.