MILENIO DIGITAL
28 de marzo de 2017 / 08:55 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Antonio Enrique Tarín, ex director de Adquisiciones de Chihuahua, está 'atrincherado' en el Palacio de San Lázaro, después de que la Fiscalía General del Estado notificó a la Cámara de Diputados la existencia de una orden de aprehensión en su contra y la presidenta de la Mesa Directiva, Guadalupe Murguía, se negó a tomarle protesta como legislador.

La Policía Ministerial de la Procuraduría General de la República mantiene un operativo en los accesos del recinto legislativo con la instrucción de cumplir la orden de aprehensión contra Tarín, que a su vez espera un amparo de la justicia tramitado por sus abogados para evitar la detención.

El colaborador del ex gobernador César Duarte se presentó a la sesión ordinaria de hoy en el Palacio de San Lázaro para rendir protesta, pero la Mesa Directiva recibió un oficio de la Fiscalía General de Chihuahua, alertando el carácter del ex funcionario como "sustraído de la justicia".

La sesión ordinaria de la Cámara de Diputados abrió su sesión con 2 horas y 40 minutos de retraso, después de que la fracción del PRI accedió a retirar del orden del día la protesta de Tarín y éste salió del recinto hacia la coordinación tricolor.

Más tarde se traslado a las oficinas de los diputados federales priistas por el estado de Chihuahua y posteriormente volvió a la explanada a comer en el restaurante principal del Palacio de San Lázaro.

Dos horas después, el ex funcionario subió nuevamente a la coordinación de los diputados chihuahuenses del PRI y poco después fue a otro despacho en el cuarto piso del recinto, donde todavía se encuentra en estos momentos.

Tarín iba a tomar protesta como diputado suplente de su correligionario priista Carlos Hermosillo, muerto la semana pasada en un accidente vehicular.