mileno digital
18 de noviembre de 2016 / 08:41 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- El secretario de Educación, Aurelio Nuño, visitó en su escuela primaria a Andrea, la niña que lo corrigió el lunes durante la inauguración de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil, y le obsequió otro libro, el cual le dedicó.

La maestra de 3° A, de la primaria Club de Leones de la Villa No. 2, daba la clase de matemáticas, cuando en la puerta apareció el funcionario federal, quien pidió permiso para entrar y saludó a los alumnos, para después dirigirse a Andrea, quien se encontraba en el último pupitre de la segunda fila.

“¿Cómo estás, Andrea? ¿Cómo te ha ido ahora que tantos periodistas te buscan, y te has vuelto tan famosa? ¿Estás contenta?”, le dijo el secretario de Educación, quien además le recordó que le había enviado una carta de agradecimiento y dos libros de regalo.

La estudiante, quien el lunes le dijo al titular de la SEP que se decía “leer” y no “ler”, sacó de su mochila el libro de Alicia en el país de las Maravillas y le mostró que ya iba en el segundo capítulo y una vez que finalizara con éste seguiría con El libro de la selva.

“Lo que quiero, Andrea, es decirte que el encuentro que tuvimos ha sido un gran aprendizaje para muchos, porque vimos en ti a una niña que ponía mucha atención, lista, segura de sí misma. Tengo que decirlo, una niña muy educada. Yo te lo agradezco mucho. Me dijiste; ‘señor secretario, con mucho respeto, se dice leer, no ler´. Con tu frescura, me dio mucho gusto. Me reí”, le dijo Nuño.

“Yo te lo quiero reconocer y te lo quiero agradecer. Todos tenemos que aprender de nuestros errores, cuando nos equivocamos, y corregir”, agregó ante la mirada de asombro de los compañeros de Andrea.
Finalmente, le mostró que le llevaba otro obsequio… un tercer libro, esta vez El hombre que fue un mapa, de Ignacio Padilla.

“Éste es un libro muy especial; este libro lo escribió Ignacio Padilla. Nacho Padilla fue uno de los mejores escritores. Desafortunadamente Nacho falleció. Nacho era un muy buen amigo, y Nacho me dedicó este libro. Para mí significa mucho, y te lo quiero regalar, con la dedicatoria”, le comentó.

Recargado en el pupitre de Andrea, el titular de la SEP le escribió una dedicatoria antes de darle el libro.

“Andrea, con todo mi reconocimiento por su seguridad, y por ser una niña muy lista que me ha enseñado mucho. Aurelio Nuño”, fue lo que escribió.

Antes de reunirse con Andrea en su salón, el funcionario federal se encontró con los padres de la estudiante, pues su mamá es maestra de la escuela en la que estudia, a quienes felicitó por la buena educación que le han dado.