24 de julio de 2014 / 12:18 p.m.

México.- La Comisión de Energía de la Cámara de Diputados incorporó un agregado al dictamen de las leyes de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que ambas empresas tengan autogobierno y manejen de manera autónoma su deuda y presupuesto.

Con 20 votos a favor y siete en contra, el grupo de trabajo aprobó en lo general el dictamen con el referido añadido y dejó la discusión en lo particular de artículos reservados para el periodo extraordinario de sesiones de la semana entrante.

En tanto, legisladores del PRI anticiparon que como parte de estas leyes buscarán que el gobierno federal asuma como deuda pública parte del pasivo laboral de ambas empresas, que asciende a 1.9 billones de pesos.

Al aprobar en lo general las leyes de Pemex y CFE, afirmaron que impulsarán la propuesta para esos pasivos se vean reflejados como deuda pública que el paquete económico del próximo año.

Al comienzo de la discusión del tercer paquete de leyes secundarias en materia energética, el legislador panista Juan Bueno Torio presentó el agregado con modificaciones consensuadas por la Junta Directiva de la comisión dictaminadora para que ambas empresas tengan autogobierno.

De prosperar esa propuesta, los consejos de administración de Pemex y CFE podrán autorizar, sin intervención de la Secretaría de Hacienda, proyectos de presupuesto anual, políticas de inversión y endeudamiento, estructura orgánica, tabuladores y medidas de austeridad, entre otras acciones.

Todo ello bajo principios de "legalidad, honestidad, eficiencia, economía, racionalidad, transparencia, control y rendición de cuentas" en la administración de sus bienes y recursos.

"En síntesis: se trata de establecer en sus leyes regulen la forma en que Pemex y la CFE se autogobernarán en materia de presupuesto y deuda, con la autonomía y los límites que les fueron expresamente establecidos por el Constituyente Permanente", puntualizó el panista.

El paquete de reformas discutido y votado ayer en una reunión de cinco horas prevé también transformar a Pemex y CFE en empresas productivas del Estado mexicano —propiedad exclusiva del gobierno— para dejar atrás su calidad de paraestatales.

Ambas gozarán de autonomía técnica, operativa, presupuestal y de gestión, y a partir de eso definirán políticas, lineamientos, visión estratégica y planes de negocios con un horizonte a cinco años.

Al fundamentar el dictamen, el priista Javier Treviño sostuvo que el objetivo de las leyes es dotar a ambas empresas de las herramientas jurídicas necesarias para competir con eficacia y eficiencia, y que tomen decisiones de manera autónoma y flexible.

Aseguró que Pemex y CFE contarán por primera vez con un régimen normativo alineado con principios empresariales, conforme a las mejores prácticas internacionales, sin sujetarse a premisas burocráticas ni de excesivo control o injerencia gubernamental.

Ayuda federal

El agregado aprobado en la Comisión de Energía concede a los consejos de administración de Pemex y CFE la facultad de autorizar el uso de ingresos excedentes "para cubrir sus pasivos laborales de corto y largo plazo en materia de pensiones y salud.

"Debemos asegurar que los sistemas pensionarios en ambas empresas sean plenamente sostenibles; de forma complementaria se requiere que el gobierno federal asuma parte del pasivo laboral para dejar a esas empresas en condiciones de competitividad: solo así podrán competir de forma exitosa en el nuevo entorno que establece la reforma", señaló el legislador priista Ricardo Aldana, también integrante de la dirigencia del sindicato de trabajadores petroleros.

La también priista Irazema González señaló que los artículos transitorios de la reforma constitucional en materia energética garantizan el respeto a los derechos de los trabajadores en activo y jubilados de Pemex y CFE.

"Habremos de proponer al Congreso que el pasivo laboral de Pemex, en congruencia con el espíritu de modernización y las nuevas condiciones para la eficiencia y competitividad de las empresas productivas del Estado, sea asumido por el gobierno federal a través de la Secretaría de Hacienda y así se considere en el paquete económico de 2015".

El vicecoordinador perredista, Miguel Alonso Raya, detalló que el pasivo de pensiones y salud de Pemex asciende a un billón 347 mil millones de pesos, mientras el de CFE ronda 500 mil millones.

Recordó que Pemex cuenta con 120 mil trabajadores en activo y más de 80 mil jubilados y pensionados, todos con sueldos, derechos y prestaciones que hay que pagar. También cuestionó la propuesta de los priistas.

—¿Puede ser un nuevo Fobaproa?

—De hecho lo es. No deja de ser parte de un problema, de un conflicto. Todavía seguimos, por cierto, pagando el Fobaproa, destinándole cada año una parte del presupuesto.

Alonso Raya admitió que en la reforma energética y las transformación de Pemex y CFE no puede ignorarse, ni dejarse de lado el tema del pasivo laboral.

Debatirán de día en periodo extraordinario

La Comisión Permanente del Congreso de la Unión aprobó un periodo extraordinario en la Cámara de Diputados para desahogar las leyes secundarias de la reforma energética.

La instalación se realizará el lunes a las 11 de la mañana y, según el coordinador del PRI en San Lázaro, Manlio Fabio Beltrones, durará el tiempo necesario para que todas las fracciones parlamentarias debatan el tema.

Abrió la posibilidad de revisar el contenido de la legislación secundaria en materia energética para "perfeccionar" la figura de "ocupación temporal" y dar mayor certeza jurídica a los campesinos, ejidatarios, comuneros y pequeños propietarios de que no serán despojados de sus tierras por las empresas extranjeras.

Dijo que los diputados perfeccionarán, si es necesario, las minutas remitidas por el Senado "para dar (a los campesinos) plenas garantías de que nadie abusará ni usará su tierra sin su consentimiento y para que no se sientan extranjeros en su propia tierra".

Sobre el formato del periodo extraordinario, aseveró que no habrá horarios específicos para llevar a cabo el análisis de las minutas; sin embargo, precisó que evitarán las sesiones nocturnas y de madrugada. (Israel Navarro/México).

FOTO: Nelly Salas

MILENIO DIGITAL / FERNANDO DAMIÁN Y DANIEL VENEGAS