mILENIO DIGITAL
11 de mayo de 2015 / 12:19 p.m.

México, D.F.-  Rogelio Ortega, gobernador de Guerrero afirmó que las autoridades estatales en conjunto con la Gendarmería y el Ejército están trabajando para que no exista vacío de poder en el municipio de Chilapa, donde el sábado irrumpieron policías comunitarios para exigir la renuncia del Secretario de Seguridad y detener al líder de la banda criminal "Los Rojos".

“Lo que nosotros hemos hecho en coordinación con la Gendarmería, Policía Estatal y el Ejército, es tomar la ciudad para tener el control y ejercer la autoridad a partir de la presencia del Poder Ejecutivo apoyado en la coordinación de elementos de la policía”, dijo en entrevista con Adela Micha para Grupo Imagen.

Ortega confirmó que los comunitarios tienen a gente retenida con el propósito de obtener información para capturar al líder de “Los Rojos”, “El Chaparro”.

“Esa es la presión que se ejerce. Nosotros como autoridad tenemos que garantizar el orden y la autonomía, liberar y poner a disposición de la autoridad a las personas que tienen retenidas y hacer con la fiscalía de Guerrero las indagatorias al respecto. Buscamos establecer un diálogo y negociación”.

También afirmó que, aunque el alcalde de Chilapa, Francisco Javier García, no se encontrara en el municipio, no existe un vacío de poder.

“La autoridad la tiene el poder Ejecutivo. Tenemos suscrito un acuerdo con el cabildo del mando único y es una oportunidad legítima de que no exista vacío de autoridad con el ejecutivo. Tenemos control del lugar”.

En el mismo espacio informativo, el presidente municipal de Chilapa dijo que la causa por la que los policías comunitarios tomaron la alcaldía es válida y que algunas de sus demandas pueden ser solucionadas por el gobierno local.

“Ya no quieren más violencia, más extorsiones. Es una demanda justa. También piden que se realicen algunas obras públicas, a lo que no veo algún problema. Somos un gobierno de excepción y hemos logrado mucha obra pública”.

Sin embargo, García pide al gobierno estatal que envíe más seguridad a la región.

“Demandamos que nos llegue más seguridad de las dos áreas de gobierno para que inhiban a grupos delictivos. Tengo la certeza de que lo que necesita son efectivos del Ejército, de Fuerzas Especiales del gobierno del estado para que los comunitarios tengan la certeza de que habrá seguridad".

El alcalde explicó que no está desaparecido y que se encuentra en Chilpancingo.

“El gobierno del Estado me pidió que guardara prudencia y esperara a que esto bajara un poco para disminuir la tensión en el municipio. Estoy en Chilpancingo y con quienes estoy en comunicación permanente es con los secretarios de Gobierno y de Seguridad Pública de Guerrero. Espero que el Gobierno Federal tome cartas en el asunto”, finalizó.