MULTIMEDIOS DIGITAL
30 de marzo de 2016 / 08:44 a.m.

México.- Angélica López, la joven bailarina que en diciembre de 2014 fue encarcelada por presuntamente transportar droga en una maleta de Colombia a México, debutó en un musical en el Reclusorio Oriente Varonil, junto con 19 internas y más de 260 presos.

La ex estudiante de danza contemporánea del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) fue elegida para representar a una ventera en El hombre de la Mancha, tras realizar un casting en el Reclusorio de Santa Martha Acatitla y ser aprobada por el director de la obra, Arturo Morell.

Para realizar la representación, a la que también llamaron Un grito de libertad, la fundación Voz de Libertad y las autoridades del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México organizaron desde junio del año pasado talleres semanales de actuación, a los que asistieron las internas que eran movilizadas hasta el Reclusorio Oriente para ensayar por más de diez horas.

En 2014 Angélica viajó a Colombia con un amigo, quien le prometió que en ese país se volvería famosa como bailarina. Sin embargo, a su regreso el contenido de la maleta con la que volvió a México para pasar el fin de año con su familia le impidió seguir con sus planes.

En entrevista para MILENIO, luego de su segunda actuación, Angélica López aseguró que en la cárcel ha conseguido sentirse en libertad. Se mostró emocionada debido a que desde que ingresó al reclusorio ésta ha sido su primera muestra de baile, carrera en la que buscó triunfar hasta que fue detenida en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

"Cuando llegué a este lugar decía que no iba a volver a pisar un escenario hasta que saliera libre. Pero cuando pude compartir con todas estas personas, realmente mi corazón volvió a latir con energía muy bonita", comentó.

La joven, que a los 21 años comenzó su proceso legal para conseguir su libertad, aseguró que con las pruebas a su favor en el caso pueden darle buenas noticias en los próximos días, cuando se le dicte sentencia.

Entre los participantes del musical se encuentran también los internos que fueron instruidos para realizar actividades de producción musical, escenografía y vestuario.

La puesta en escena se hará dos veces cada lunes durante todo abril y podrá ser vista únicamente por internos, familiares y algunos grupos de estudiantes, aunque los participantes ya buscan que las funciones se extiendan.

A la obra de estreno asistieron como espectadores la secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, Patricia Mercado, y el subsecretario del Sistema Penitenciario, Hazael Ruiz, además de invitados especiales y parte de la comunidad interna del Reclusorio Oriente varonil.