MILENIO DIGital
1 de mayo de 2017 / 05:56 p.m.

MÉXICO.- El fiscal de Durango, Ramón Guzmán Benavente, dijo que el delegado federal de la SCT en la entidad, Eduardo Bailey Elizondo, no se escapó del hospital, sino que fue liberado por los agentes que lo aprehendieron, ya que les hacía falta un oficio para acreditar su legal detención.

En una entrevista radiofónica, el fiscal explicó que los agentes que detuvieron al también ex presidente del PRI en Nuevo León ejecutaron la orden sin contar con el oficio por parte de la dependencia que encabeza para poder proceder a la captura, pues, dijo, es un requisito indispensable en los convenios de colaboración con las procuradurías y fiscalías de otros estados.

“Toda colaboración que venga de otra procuraduría tendrá que ser autorizada por el despacho del fiscal, o bien, por la autoridad en quien se delegue esta autoridad”, puntualizó.

En este caso, dijo que correspondía a la Vicefiscalía general, cuyo trámite estaba en procedimiento, por lo cual los agentes no pudieron acreditar ante los abogados de Bailey Elizondo su legal detención y tuvieron que liberarlo.

“En relación a la liberación, los abogados del detenido comparecen en el hospital La Paz, solicitan a los agentes que les acrediten la legal detención y les muestren el oficio de autorización, con el cual no contaban”, señaló.

Calificó la actuación de los agentes como una “grave omisión” que llevó a la liberación del delegado de la SCT, por lo cual, dijo, fueron suspendidos y se inició una investigación contra más de 10 personas que colaboran en la fiscalía.

“Hay una omisión en el convenio de colaboración. Vamos a actuar con todo rigor respecto a estos agentes”, aseguró.