MULTIMEDIOS DIGITAL
27 de mayo de 2016 / 05:59 p.m.

Chiapas.- Durante la toma de protesta de  Miguel Santiz Álvarez, como nuevo alcalde que relevó en el cargo a Rosa Pérez en el municipio de Chenalhó, Chiapas, se generó una riña protagonizada por grupos simpatizantes de ambos políticos, lo que generó que balearan a una niña en la frente.

La Procuraduría General de Justicia del Estado informó que los grupos antagónicos protagonizaron la riña alrededor de las 13:00 horas de este jueves en la comunidad Puebla, hasta donde llegaron los simpatizantes de Santiz portando armas de fuego y dispararon al aire.

Uno de los proyectiles impactó en la frente de Adriana, de 12 años, quien fue trasladada por su padre al Hospital de las Culturas en San Cristóbal de las Casas y posteriormente al Hospital de Especialidades Pediátricas de Tuxtla Gutiérrez, donde murió.

También fueron lesionados Enrique Sántiz López, Eduviges Sántiz Cruz y Florinda Cruz López, a quienes los del grupo de Rosa Pérez les quemaron sus casas.

De acuerdo con testimonios recabados, los seguidores de Santiz llegaron a burlarse de los habitantes de la comunidad Puebla, quienes apoyaban a la ex funcionaria para que continuara en el cargo.

Los agresores intentaron darse a la fuga al ver que lesionaron a la menor; sin embargo, dos de los probables responsables fueron detenidos por los pobladores.

El fiscal del Distrito de la Zona Indígena, Cristóbal Hernández López, ingresó a la Comunidad en compañía del subdirector de Averiguaciones Previas Zona Indígena, Gregorio Pérez Gómez, y el comandante Regional de la Policia Especializada Zona Indígena, Juan Noé Pardo Almoras.

En el lugar contactaron a Diego López Cruz, quien se identificó como policía municipal y con Manuel Méndez Gutiérrez, comisariado Ejidal, quienes entregaron a José Cruz Gómez, de 19 años, con una herida de bala en el muslo izquierdo y diversos golpes, además de Javier Cruz López, de 41 años, con heridas de en la palma derecha y dedo pulgar.

La Fiscalía Especializada lleva a cabo las diligencias ministeriales en coordinación con peritos certificados de la Dirección General de Servicios Periciales, con la finalidad de esclarecer los hechos.