MULTIMEDIOS DIGITAL
3 de abril de 2016 / 02:13 p.m.

México.- El jefe del grupo scout 165 Tlatilcas, en Naucalpan, Estado de México, Francisco Álvarez, aseguró que el baño de refresco que se le dio una de sus colegas a una niña de cinco años es tradición y justificó que esta práctica se hizo con el consentimiento de la madre de la menor.

Según declaró durante una reunión con su grupo en el Parque de las Américas, que el video fue difundido en redes sociales por el padre Édgar López, quien está en disputa legal con su ex esposa por la custodia de la niña exploradora.

Francisco Álvarez señaló que esta práctica denomina Cabús es común incluso por la Asociación de Scouts de México, de quienes considera que su postura no es sincera ya que "todos alguna vez lo hemos aplicado", aseguró a Milenio.

Además dijo que la madre consintió los hechos pues los padres son los que deben comprar los refrescos para que integrantes del grupo se los vacíen a sus hijos.

"El del 9 (Castores 9, grupo al que pertenecía la menor) es muy ligero, solo te bañan con agua o con refresco y, quiero dejar en claro, se hace bajo consenso de los papás. Mis tres hijas hicieron su compromiso en el 9 y yo llevé las bebidas", reiteró.

Agregó que en otras ocasiones la tradición del baño con refresco incluye una "empanizada" con tierra y que los scouts los arrastren varios metros.

Tras revelarse el video, la procuradora de Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes del DIF Naucalpan, Graciela Galvany, advirtió que de comprobarse que los padres aprobaron esta práctica, la niña puede ser separada temporalmente de ellos y quedar bajo tutoría de otro familiar.

El jefe del grupo scout de Naucalpan, dijo que el error de Norma, conocida como Baguira, líder scout que participó en el video, fue no haberse detenido a tiempo cuando la niña lloró.