MULTIMEDIOS DIGITAL
28 de julio de 2016 / 12:57 p.m.

MÉXICO.- El presidente del consejo de administración del Grupo Financiero BBVA-Bancomer y de la Asociación de Bancos de México, Luis Robles Miaja, aseguró que las acciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación contra la reforma educativa son una “extorsión” al gobierno federal y tienen de rehén el bienestar del país.

Robles lanzó dijo que alteran la normalidad en estados como Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Michoacán con el fin de evitar la aplicación de la reforma educativa.

De esta manera Robles reprobó que, mientras los líderes de la disidencia magisterial mantienen encuentros con las autoridades, sus bases afecten la paz, el desarrollo económico, el estado de derecho y la prosperidad de los más pobres.

“No es válido pretender tener conversaciones y simultáneamente afectar la educación de nuestros niños y jóvenes, así como la paz, la actividad social, el desarrollo económico, el estado de derecho y la prosperidad.

“Eso se denomina simplemente extorsión, misma que es inaceptable. ¡Ya basta! El bienestar del país no puede ser rehén de intereses cuestionables de unos cuantos”, dijo.

Robles indicó que el diálogo para construir el nuevo modelo educativo se tiene que dar bajo los términos establecidos por la SEP, porque quien busque derogar sin propuestas y apertura tiene intereses particulares.

En tanto, el presidente Enrique Peña Nieto afirmó que la reforma educativa es generosa, porque los maestros que no pasan la evaluación no son despedidos.

El Presidente resaltó que la reforma educativa se centra en tres aspectos: el primero, asegurar que los docentes estén mejor preparados, capacitados y formados para impartir una mejor educación a la niñez y juventud; después, la conformación del modelo educativo que ha convocado para que se revise y participen todos aquellos que deseen aportar.

Por último, asegurar que las escuelas sean espacios dignos y decorosos donde se imparte educación

Explicó que el examen de evaluación está hecho para saber dónde están las fortalezas y dónde las debilidades del docente. Refirió que están equivocados quienes piensan que el hecho de no pasar el examen supone “el retiro del servicio o la destitución”.