MILENIO DIGITAL
18 de noviembre de 2016 / 11:11 a.m.

MÉXICO.- El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, no descarta otro aumento en la tasa de interés de referencia -que ayer pasó de 4.75 a 5.25 por ciento- antes de que finalice el año.

En entrevista, Cartens dijo que el incremento de medio punto porcentual anunciado el día de ayer fue el adecuado para enfrentar el actual entorno económico mundial, pero sin adelantarse a las posibles políticas económicas que habrá de tomar el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

“Lo que estamos tratando de hacer es lograr un equilibrio en dos vertientes: no quedarnos detrás de la curva, es decir no quedarnos rezagados, pero por otro lado tampoco anticiparnos a eventos que no conocemos. Si nosotros subimos las tasas mucho más de lo que es necesario, le vamos a imponer un costo a la economía. Lo que queremos hacer es mantener una inflación baja y estable de la manera más eficiente posible. Hay que aplicar la medicina, pero no generar una sobredosis”, afirmó.

Carstens dijo que “lo que ha venido dificultando la implementación de las medidas que podrían ser apropiadas es que no sabemos a ciencia cierta cómo va a aplicar su política económica hacia adelante. Hemos visto esbozos, pero es como intentar armar un rompecabezas sin tener todas las piezas y eso se ha reflejado en los mercados de diferentes maneras; una de ellas es que el dólar se ha apreciado frente a todas las divisas y el día de hoy el dólar alcanzó su nivel más alto en 13 años”.

La apreciación del dólar, dijo, puede generar con el tiempo presiones inflacionarias y dado que la función del Banxico es mantener la inflación en niveles estables fue que decidió incrementar la tasa de interés.

Como ya se anticipaba desde ayer en el anuncio de política monetaria del Banco de México, Cartens dijo que se irán evaluando las circunstancias para determinar si hay un nuevo aumento o no y “de ser necesario se hará”.

Al ser cuestionado sobre si el ajuste a la tasa de interés interbancaria a un día fue una medida meramente reactiva al triunfo de Donald Trump, el funcionario aclaró que sí fue reactiva, pero también preventiva y recordó que el banco central inició desde finales del año pasado con el periodo de alzas, acumulado hasta la fecha 225 puntos base.