milenio digital
18 de noviembre de 2016 / 03:42 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- El Banco de México (Banxico) subió su tasa de interés de referencia de 4.75 a 5.25 por ciento, tras el resultado electoral en Estados Unidos en el que Donald Trump resultó ganador y que ha ocasionado una fuerte depreciación del peso.

Los bancos, igual que las personas, también piden prestado y lo hacen al Banco de México (un banco exclusivo para bancos). Banxico tiene su propia tasa de interés y es a la que se le conoce como “tasa de interés de referencia”.

Ahora bien, la tasa de referencia no es sólo el interés que el Banxico cobra a los bancos por prestarles dinero, sino también –entre otras cosas- es la que determina cuántos intereses le cobran los bancos a sus clientes por usar tarjetas de crédito, adquirir una hipoteca o un automóvil a crédito.

A nivel mundial, las tasas de interés de referencia se mueven con el objetivo de mantener la estabilidad del poder adquisitivo de su moneda, pero esto afecta a otras variables como la inflación y el crecimiento económico.

El incremento en la tasa de interés de referencia de Banxico activará un efecto dominó en los bancos. Lo lógico es que las instituciones financieras eleven sus tasas de interés de hipotecas, tarjetas de crédito, automotrices, así como todos los demás créditos de consumo que hay en el mercado. La buena noticia es que aquellos que tienen dinero en el banco también obtendrán más intereses.

¿En qué me afecta?

Si estás pensando en comprar una casa o un auto es mejor que lo hagas antes de que los bancos incrementen la tasa y asegurarte de que la tasa que te ofrezcan sea fija.

En el caso de los que ya tienen créditos hipotecarios o automotrices, si el contrato que firmaste establecía una tasa de interés fija, no tendrás ningún problema. Tus intereses no van a crecer. No entres en pánico y sigue pagando como hasta ahora. Si por el contrario es variable, lo mejor que puedes hacer es reestructurar tu crédito y buscar una institución que te ofrezca tasa fija.

En el caso de las tarjetas de crédito, son las que más van a resentir el incremento de la tasa de referencia del Banco de México, por lo que debes mantener tus cuentas en orden y no gastar más de lo que puedas pagar. Las compras a meses sin intereses no se ven afectadas por estas tasas, siempre y cuando cumplas a tiempo con tus pagos, porque en caso de no cumplir entonces sí estarás en problemas.

También incrementarán los intereses por los préstamos de nómina, claro que si ya estás pagando uno no debes preocuparte porque te deberán respetar la tasa de interés que estaba vigente al momento de haberlo contratado.