reuters
3 de noviembre de 2016 / 11:18 a.m.

CIUDAD DE MÉXICO. - El Gobierno federal prepara un plan de contingencia en caso de un "escenario adverso" tras los comicios presidenciales en Estados Unidos la próxima semana, dijo el gobernador del banco central de México, Agustín Carstens, quien ha afirmado que una victoria del republicano Donald Trump sería un huracán para el país.

El peso mexicano se ha visto golpeado por la volatilidad asociada a las elecciones y ante la posibilidad de que el magnate resulte electo en la contienda del 8 de noviembre frente a su contrincante demócrata Hillary Clinton.

Carstens dijo que, independientemente del resultado de las elecciones, podría presentarse un periodo de volatilidad.

"Y, sin duda, si el escenario adverso se manifiesta pues es previsible que las autoridades mexicanas también respondamos de alguna manera", añadió, al mencionar el plan de contingencia que, según dijo, está siendo discutido con el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, pero no dio detalles.

"Independiente del resultado, tendrá consecuencias, espero que positivas, podrían ser negativas, en todo caso ahí tendríamos que ajustar nuestra posición de política si es necesario", añadió.

Carstens ha dicho que si Trump llega a ser presidente de Estados Unidos significaría para México un poderoso huracán mayor a categoría cinco y que la nación estaría mejor con Clinton.

El peso se ha depreciado en lo que va del año casi un 12 por ciento y el jueves alcanzó las 19.55 unidades por divisa estadounidense, su nivel más débil.