MILENIO DIGITAL/ISRAEL NAVARRO Y MIRIAM CASTILLO 
6 de agosto de 2015 / 08:19 a.m.

México.- El coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones, relevará a César Camacho en la presidencia del Partido Revolucionario Institucional.

Acompañará al ex senador en la dirección del tricolor Carolina Monroy del Mazo, quien estará al frente de la Secretaría General priista.

Fuentes del PRI y de los poderes Ejecutivo y Legislativo confirmaron que el ex gobernador de Sonora "será candidato de unidad", por lo que prácticamente no tendrá competidor cuando se abra la convocatoria por la dirigencia nacional.

Político de amplia trayectoria, Beltrones tiene el reconocimiento entre militantes, dirigentes y gobernadores de su partido de haber llevado a buen término el paquete de reformas constitucionales que promovió Enrique Peña Nieto a su llegada a la Presidencia.

Durante la 33 sesión extraordinaria del Consejo Político Nacional, celebrada en el auditorio Plutarco Elías Calles de la sede del partido, el todavía dirigente, César Camacho, afirmó que lo mejor está por venir para el tricolor.

Indicó que la elección interna marcha sobre ruedas, pues ha generado interés dentro de la militancia y también con la sociedad mexicana, que tiene los ojos puestos en el proceso.

"Vamos a estar a la altura de las circunstancias y de las expectativas ciudadanas; no solo es un deber jurídico y político, es una obligación ética que contraemos con absoluta responsabilidad.

"Vamos a hacerlo destacando uno de los elementos centrales que históricamente han definido al partido: la unidad."

Ante los representantes de los sectores campesinos, obrero y popular, además de gobernadores y líderes parlamentarios, Camacho enfatizó que un partido político sin unidad es una fuerza inorgánica que no realiza grandes obras ni se consolida en el tiempo.

Dijo que esta fuerza orgánica consolidada en el tiempo, que es el PRI, va por más, porque "sabe que haber ganado la inmensa mayoría de las posiciones el 7 de junio no es el preludio del privilegio, sino la asunción de la enorme responsabilidad. Porque sabemos para qué está hecho el poder político, el PRI se somete humilde al veredicto ciudadano y quiere consolidar lo hecho y lograr mucho más".