11 de octubre de 2014 / 08:55 p.m.

México.- El Instituto Nacional Electoral (INE) refrenda de manera cotidiana el blindaje de las elecciones, aún cuando haya o no un acuerdo formal en el tema entre los partidos políticos, sostuvo su consejero presidente, Lorenzo Córdova Vianello.

Empero, subrayó, si adicional a ello hay un compromiso de todas las fuerzas políticas para blindar las elecciones a la postulación de los candidatos frente a la eventual injerencia del crimen organizado, el INE celebra y acompaña esa propuesta.

En entrevista, consideró que el blindaje de las elecciones frente al crimen organizado tiene que asumirse como una tarea y una responsabilidad compartida.

"El INE va a hacer lo que le toca, fiscalizando las cuentas y registrando a los candidatos, y los partidos tienen que hacer lo que les toca, al igual que las instancias de seguridad que tienen por supuesto un rol en esta materia, pero también los mismos ciudadanos", subrayó.

Córdova Vianello lamentó que el proceso electoral 2014-2015 iniciara con el tema de la inseguridad, pero "es la realidad en la que estamos", pero aclaró que el INE no es un órgano de seguridad del Estado mexicano sino su competencia específica es organizar elecciones.

Asimismo, registrar candidatos, verificar el cumplimiento de los requisitos legales, y también auditar los gastos e ingreso, así como los gastos de campañas a través de las atribuciones de fiscalización.

"El Instituto Nacional Electoral es un ente autónomo que reivindica cotidianamente su autonomía, pero no somos unos autistas, es decir, estamos en contacto permanente con distintas instancias del Estado, es más, tenemos un mandato legal para ello".

Recordó que según la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (Legipe), las autoridades federales, locales y municipales deben prestar el auxilio que el INE le solicite, lo que implica establecer canales de comunicación para ello.

En 2012 el entonces Instituto Federal Electoral (IFE) instaló un portal para que los ciudadanos pudieran conocer los perfiles de sus candidatos, y ese año prácticamente ningún partido colgó en el mismo los currículos de sus abanderados.

Adelantó que "lo vamos a volver a hacer y esperamos que se genere mucha información en torno a quienes van a aspirar a un cargo de elección popular para que los mismos ciudadanos puedan producir una especie de contexto de exigencia a los propios partidos".

Lo anterior, explicó, para verificar que no hay nexos con la criminalidad organizada, pero insistió "no es una atribución del INE aunque colaborará con las instancias y con los partidos políticos para intentar blindarnos frente a esa eventualidad".

Respecto a si la situación de violencia en algunas partes del país no afectará el proceso electoral del próximo año, dijo que lamentablemente en 2012 se tenía un grave problema al respecto, pero "de las 143 mil 142 casillas que teníamos planeadas se instalaron todas, salvo dos".

Las dos casillas que no se instalaron fueron en Oaxaca, pero no por problemas de seguridad sino intracomunitarios, lo que muestra que "en 2012 a pesar del contexto el IFE logró hacer la elección sin que la inseguridad gravitara en ella".

Sin embargo, reconoció que hay zonas del país que son más complicadas y en las que se deben de establecer protocolos de seguridad específicos para el personal del INE. "Lo vamos a hacer y para eso la comunicación con las instancias de seguridad es importantísimo".

Puntualizó la participación de la ciudadanía en las elecciones es una manera no sólo de renovar a los poderes públicos sino de refrendar el compromiso democrático de la sociedad mexicana para por la vía pacífica solucionar sus diferencias.

FOTO: Archivo

NOTIMEX