23 de febrero de 2015 / 12:28 a.m.

Estados Unidos.- Un grupo de personas tomó temporalmente el puente que cruza el río Columbia en protesta contra el tiroteo ocurrido el 10 de febrero en Pasco, Washington donde policías presuntamente asesinaron al mexicano Antonio Zambrano.

Medios locales reportaron que había alrededor de 50 inconformes la noche del sábado manifestándose en el puente que conecta Pasco con Kennewick.

Los manifestantes cortaron el tránsito a lo largo del puente mientras marchaban lentamente en dirección sur hacia Kennewick. Muchos conductores gritaron y tocaron el claxon en señal de apoyo.

Los inconformes se movilizaron de regreso hacia Pasco, bloqueando el tránsito en dirección norte hacia la puesta de sol en el río Columbia. Los participantes en la protesta coreaban "No nos callarán" y "Todos somos Antonio", refiriéndose a Antonio Zambrano Montes, quien fue asesinado por la policía.

Los activistas abandonaron luego el puente y se dirigieron a Pasco.

"Esto es sobre el derecho a no ser baleado por la policía porque tengas una piedra en la mano", dijo Alfredo Lamedo, de 53 años de Spokane, mientras participaba en la protesta.

"¿Cuántas balas había en esa piedra?", cuestionó.

La muerte de Zambrano Montes el pasado 10 de febrero, grabada por un testigo con su celular, ha provocado peticiones para que se abra una investigación federal al respecto. La policía ha dicho que Zambrano Montes no portaba ningún arma de fuego o cuchillo.

El asesinato fue el cuarto a manos de agentes de policía en Pasco en menos de un año y enfadó a la ciudad agrícola de rápido crecimiento.

Más de la mitad de sus 68 mil residentes son hispanos, aunque esa proporción no se equipara con el cuerpo de policía o en la jerarquía de poder.

El viernes, el gobierno de México dijo que esperaba el regreso del cuerpo de Zambrano Montes a su localidad natal en Michoacán a finales de la semana próxima.

El cónsul mexicano en Seattle, Eduardo Baca Cuenca, se desplazó a Pasco el viernes para reunirse con familiares del fallecido y líderes de la comunidad. 

FOTO Y TEXTO: Ap