22 de enero de 2015 / 06:23 p.m.

Kiev.- Al menos 13 personas murieron y 20 más resultaron heridas por un bombardeo contra una parada de trolebuses en la autoproclamada república de Donetsk, este de Ucrania, perpertado presuntamente por milicias separatistas prorrusas.

El bombardeo, que ha generado reacciones de Rusia y acusaciones mutuas del gobierno de ucrania y los rebeldes, se registró en la parada del tranvía Calle Kupriná, en el distrito Lenin, centro de la ciudad de Doneskt, lejos de la zona de conflicto.

El ministerio ucraniano de Defensa informó que un proyectil impactó un trolebús dentro de una zona residencial de Donetsk, a unos 15 kilómetros de distancia de las zonas donde se registran los enfrentamientos entre las milicias y las tropas gubernamentales.

"Este bombardeo ha tenido lugar en un barrio donde no se registran combates... El lugar donde fue alcanzado el tranvía se encuentra a más de 15 kilómetros de la zona donde están los terroristas", indicó el misterio en un comunicado, en el cual responsabilizó a los separatistas de lo sucedido.

Sin embargo, el líder separatista Alexander Zakharchenko culpó a las fuerzas ucranianas del ataque y aseguró que fue un hecho intencional, como un "acto de provocación", según un reporte del servicio de noticias Donetsk, gestionado por los separatistas.

Zakharchenko dijo que sus tropas habían detenido a un "grupo de ataque" sospechoso del incidente, pero no dio mayores detalles.

El líder de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD), Alexandr Zajárchenko, confirmó por su parte la muerte de 13 personas, en su mayoría mujeres y personas de la tercera edad, que estaban tanto abordo del trolebús, como en la parada del servicio de transporte público.

Ocho de las víctimas mortales fallecieron en el lugar del bombardeo, mientras que las otras cinco durante el traslado a un hospital, donde han sido internadas al menos 20 personas, informó la cadena de televisión rusa Rossiya 24.

El primer ministro de Ucrania, Arseniy Yatseniuk, culpó a Rusia por la muerte de los 13 civiles.

"Hoy los terroristas rusos nuevamente cometieron un acto horrible contra la humanidad y la Federación de Rusia es responsable de eso", subrayó el jefe de gobierno ucraniano, según un reporte de la agencia informativa Interfax-Ukraine.

En una declaración, el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, condenó el bombardeo y lo consideró como una "provocación", que altera los esfuerzos internacionales para buscar una solución al conflicto armado en Ucrania.

"Estamos conmovidos por otro bárbaro crimen en Donetsk, donde decenas de civiles fueron asesinados y mutilados en el ataque a una parada de transporte público esta mañana del 22 de enero", indicó Lavrov en su declaración publicada en la página web de la Cancillería.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia considera el incidente como un crimen contra la humanidad y una provocación flagrante dirigida a socavar el esfuerzo de lograr una solución pacífica de la crisis de Ucrania, incluidos los progresos tras la reciente reunión Normandia Four.

Desde mediados de abril pasado, cuando el Ejército lanzó una operación contra las milicias en Donestk, al menos cinco mil personas murieron y más de 10 mil han resultaron heridas, según la misión de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) en Ucrania.

FOTO: Especial

NOTIMEX