25 de agosto de 2014 / 05:40 p.m.

El segundo comandante del cuerpo de bomberos, Isidro Barrera Morales, señaló que el timbre de emergencia suena dos veces continuas, para cuando esto sucede tienen que estar vestidos y abordando el "Hulk" como le llaman al camión de contraincendio.

"Cuando la radiooperadora recibe una llamada, hace sonar dos veces continuas el timbre de emergencia y tenemos menos de un minuto para vestirnos y abordar las unidades", dijo.

Explicó que para lograr vestirse en tan corto tiempo, los trajes deben estar siempre listos para poder salir de manera inmediata y terminar de colocarse algunos instrumentos de trabajo, con el "Hulk" ya en marcha.

Mencionó que cuando solicitan sus servicios para atender alguna contingencia los conductores de las unidades corren directamente a encender los camiones, en tanto los bomberos toman los trajes, mismos que ya están armados y sólo levantan y quedan vestidos.

Agregó que el tanque de respiración lo colocan ya una vez arriba del camión, para no perder tiempo y poder llegar a la brevedad a donde son requeridos.

Barrera Morales dijo que para los bomberos, el cuartel representa más que unas instalaciones de emergencia, pues se ha convertido en el segundo hogar de decenas de elementos que laboran diariamente apagando fuego, rescatando personas y animales así como combatiendo abejas entre otros animales que pululan en esta temporada.

Dijo que dentro de las estructuras metálicas pasan largas jornadas de trabajo, en donde comen, se bañan, capacitan, descansan e incluso llegan a dormir cuando no hay actividad.

"El cuartel es como nuestro hogar, aquí contamos con una sala, cocina, dormitorios, baños, oficinas y hasta un pequeño gimnasio en donde nos ejercitamos en nuestros ratos libres", dijo.

El segundo comandante exhortó a la comunidad a no realizar llamadas falsas, pues dijo que al hacerlo se pone en peligro la integridad de los bomberos y que en caso de registrarse un auxilio real, se perdería más tiempo en llegar.

Refirió que para contrarrestar las llamadas falsas, que en esta frontera oscilan en ocho diariamente, cuentan con unidades denominadas "RT" que significa respuesta táctica, mismas que son operadas por elementos de Protección Civil, cuya función es apoyar en campo a través de rondines de seguridad que realizan.

"En campo andan unas seis unidades que se dedican a hacer rondines de seguridad y cuando nos llaman que hay un incendio, se encargan de verificar su autenticidad pues están distribuidos en puntos estratégicos de la ciudad", apuntó.

Isidro Barrera señaló que ser bombero le ha dejado satisfacciones en el plano personal y profesional, ya que sus hijos de 12 y cinco años de edad, se sienten orgullosos de la labor que realiza su papá.

"Mi niña, de cinco años de edad, le dice a todos que su papa es un héroe, porque es bombero y mi hijo de 12 años escribe todos los días en las redes sociales los retos a los que nos enfrentamos y de los cuales se dice orgulloso", dijo.

Comentó que a pesar de las carencias de equipo, los bomberos de Reynosa tiene "ganas y pasión" por su profesión, pues basta saber nadar para "entrarle" al rescate de cuerpos o vehículos que caen a las aguas del río Bravo o canales de esta localidad.

"La verdad no tenemos equipo de buceo, aquí todos sabemos nadar y si es necesario bajar por algún cuerpo o vehículo, cualquiera de nosotros le entramos, ahora sí que a puro pulmón", señaló.

A pesar de las deficiencias en la corporación, Barrera dijo que ser bombero es su pasión y que no piensa cambiarla por ninguna otra actividad, pues considera que el reconocimiento de la gente a su trabajo no tiene precio ni comparación.

"Recibir muestras de agradecimiento por nuestro trabajo no tiene precio y más importante cuando los niños nos regalan cartitas o dibujos en donde nos ponen como los héroes de Reynosa, hace que la piel se erice y le pongas más ganas cada día", dijo.

FOTO: Notimex

NOTIMEX