MILENIO DIGITAL/ALEJANDRO DOMÍNGUEZ
15 de julio de 2015 / 08:34 a.m.

Ciudad de México.- Reos de alta peligrosidad como Joaquín 'El Chapo' Guzmán podrían utilizar brazaletes para ser localizados dentro y fuera de los penales.

Hace un par de semanas representantes de la empresa "buddi", GPS Monitor, visitaron al comisionado Nacional de Seguridad y le presentaron la tecnología que ofrecen en México para detectar con un mismo brazalete presos al interior y fuera de los penales. Según un representante de la empresa, las pláticas con el Gobierno federal continúan.

En la conferencia de prensa que Miguel Ángel Osorio Chong ofreció el lunes dijo que a Guzmán Loera "se le había colocado un brazalete preventivo para su localización dentro del penal".

Osorio Chong confirmó que Guzmán Loera se pudo cortar el brazalete y lo dejó en la parte superior de la regadera antes de bajar al túnel por el que se fugó. "No es un brazalete que se ocupa fuera de la cárcel. Son solamente para una localización interna. Los otros tienen GPS, estos no tienen porque están dentro de la cárcel, ahí no puede funcionar", dijo el secretario.

El ingeniero Jorge Cabrera, de la empresa "buddi", dijo que para evitar la fuga de 'El Chapo' la tecnología que tienen sus productos "podría haber ayudado, ya que por las funciones y tecnología, el brazalete que traía era más limitado".

"Nos hace falta presentarle al secretario de Gobernación nuestra tecnología, que funciona en los dos casos. Se instala una serie, digamos como una red de círculos de radiofrecuencia que mandan la información a través de radiofrecuencia y no a través de la red GPRS o celular, porque en las prisiones eso está prohibido. Al mismo tiempo es un brazalete que tiene integrada comunicación de GPS que aplica y empieza a funcionar cuando sale de la prisión, cuando se pierde el efecto de los inhibidores celulares que están en las prisiones", comentó.

Osorio reconoció ayer que el brazalete que se ocupa "es más delgado" y aseguró que es el único que se puede utilizar porque "hoy por hoy la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) no permite el uso de brazaletes dentro de las cárceles".

Sin embargo, la CNDH aclaró hoy que no le corresponde establecer las normas de los penales, sino que verifica que en ellos se respeten la dignidad y los derechos de las personas.

La empresa que ya tiene clientes en el Reino Unido, Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Suecia y está entrando a México, ya empezó a trabajar con el gobierno del Estado de México para prestar sus servicios.

El contrato es una especie de arrendamiento en el que el gobierno, estatal o federal, paga una cuota al mes por reo.

"El servicio incluye todo el equipamiento, plataformas y software con base en tarifas por reo que se estén monitoreando", dijo.

El producto se ofrece también para aquellos presos de baja peligrosidad que son liberados para despresurizar las cárceles y arraigados en sus domicilios.

"Es más económico que el costo de mantener a una persona en prisión en dado caso cuando se desea preliberar presos, o bien, en presos de alta peligrosidad también es bueno para incrementar la seguridad, tanto dentro como en algún traslado o cuando se saca a la persona fuera del penal", explicó.