MILENIO DIGITAL
18 de febrero de 2017 / 12:03 p.m.

CHIHUAHUA.- Agentes municipales de Ciudad Juárez capturaron a un ex agente ministerial que lideraba una célula de sicarios de Los Aztecas, considerado el brazo armado de la organización delictiva La Línea, informó el secretario de Seguridad Pública Municipal, Sergio Almaraz Ortiz.

José Cuéllar, fue detenido esta madrugada en el interior de una vivienda ubicada en la calle Pipila s/n de la colonia Vicente Guerrero de Ciudad Juárez, donde mantuvo a la fuerza a su pareja sentimental y bajo amenazas de muerte la violó en varias ocasiones.

Está acusado de delitos contra la ley federal de armas de fuego y explosivos, contra la salud, homicidio en grado de tentativa, lesiones dolosas, amenazas y privación ilegal de la libertad en perjuicio de su pareja sentimental.

Su captura derivó de la denuncia hecha por la mujer de 23 años a agentes municipales a quienes les pidió auxilio.

La pareja sentimental del ex agente ministerial les contó que por varias horas estuvo privada de la libertad y que fue violada; también les dijo que Cuéllar la golpeaba y ataba de pies y manos en una silla que colocaba en el baño.

El jefe de seguridad municipal indicó que la mujer también les refirió que antes de violarla le inyectaba una sustancia para mantenerla drogada, además de que le disparó en varias ocasiones a un lado de la cabeza para amenazarla y que no gritara.

“Al terminar el acto sexual, la mandó a comprar de cenar, diciéndole que la mataría junto con sus hijos si lo denunciaba”, agregó.

Tras su testimonio, varias unidades se trasladaron a la vivienda, a la cual ingresaron en busca del agresor, quien se estaba drogando con una jeringa; le aseguraron dos armas calibres .9 y .45 milímetros.

Al ordenarle que se tirara al piso, los municipales le encontraron una libreta con los nombres de personas que le debían dinero producto de drogas, así como dos pasaportes mexicanos de dos mujeres y tres identificaciones oficiales del INE de dos hombres y una mujer, mismas que presuntamente pertenecen a personas privadas de la vida en diferentes lugares.

El hombre de 27 años les indicó a los policías municipales que tenía una casa de seguridad en la que había sepultado a varios rivales; en dicha vivienda había una camioneta idéntica a la que utilizan los agentes ministeriales y la cual usaba el detenido para levantar a sus víctimas.

Un par de patrullas vigilan la casa de seguridad y se espera que en las próximas horas el juez obsequie la orden de cateo para corroborar si hay personas sepultadas, como lo refirió el detenido.